EL SENDERO DE LOS APALACHES: Georgia…North Carolina…Tennessee…Virginia…West Virginia…Maryland…Pennsylvania…New Jersey…New York…Connecticut…Massachusetts…Vermont…New Hampshire…Maine

domingo, 24 de septiembre de 2017

AT060-Valoración Appalachian Trail

Hola amigos,

Es mi intención reflejar en este post lo que ha sido para mi el Appalachian National Scenic Trail en estos cinco meses.

En primer lugar debo reconocer que vine a EEUU, a finales del mes de Abril, con inquietud por la magnitud del reto que tenía por delante, de alguna forma desbordado en todos los sentidos, con la inseguridad propia de un niño que comienza a dar sus primeros pasos, pero con la determinación inquebrantable de cumplir un sueño.

Esta aventura no ha sido improvisada en modo alguno. El embrión de la misma comenzó a gestarse allá por el año 2008, estando en Argentina, cuándo un norteamericano de nombre Anthony me habló del Sendero de los Apalaches. Han sido muchos los meses dedicados a su planificación..., leyendo y recogiendo información, creando el blog, comprando materiales, obteniendo el Visado, vuelos, entrenando y sobre todo mentalizándome y preparándome psicológicamente para algo extraordinario, como es esta travesía.

Estoy acostumbrado a la montaña y tengo mi experiencia, pero como digo, los comienzos en Appalachian Trail fueron como los de ese niño que pongo como ejemplo. Recuerdo que no sabía ni siquiera las señales que debía de seguir o dónde comprar provisiones y cómo hacerlo. Pero la necesidad pronto te marca el camino. Significar que, en los cinco primeros días, perdí cuatro kilos debido al esfuerzo -al sobresfuerzo sería más correcto decir- y al estrés que supuso para mi entrar en un medio que en ese momento me superaba totalmente.

Appalachian National Scenic Trail es una travesía totalmente de montaña, con una longitud de 3523 kilómetros y un desnivel acumulado de 141580 metros, que discurre a través de una masa forestal impresionante y de primer orden. Esto supone caminar y vivir dentro del bosque, prácticamente como un animal más, durante un largo tiempo, en mi caso 142 días consecutivos.

La travesía está realizada íntegramente en solitario y sin equipos de apoyo, algo realmente muy difícil de sobrellevar, os lo aseguro. Los despistes, errores y decisiones personales pueden llegar a tener consecuencias muy serias, al igual que los accidentes, o los encuentros fortuitos con animales peligrosos, especialmente con las temibles serpientes cascabel o similares.

En la estructura de este texto quiero dar prioridad a los cuatro elementos clave del Appalachian Trail, como son: Los Trail Ángels, el Bosque, la Organización Appalachian Trail Conservancy y los Thru-Hikers, mis compañeros de viaje..., dejando para el final mis propias vivencias, mi propia experiencia.


Trail Ángels

Si no me falla la memoria, en uno de los primeros post que publiqué comentaba que había pecado de soberbia, al pensar y pretender abordar esta ruta con mis propias fuerzas. Pronto fui consciente de que esto es muy difícil, sino imposible. 

En este viaje aparecieron de pronto unas personas que han llenado mi vida durante estos cinco meses, personas que de forma generosa y altruista me han ayudado de un modo que, solo con recordarlo, emociona. He pasado por situaciones muy complicadas, de estrés, incluso desesperación…, y allí surgían ellos, como caídos del cielo, dispuestos a ayudarme en todo lo necesario. Muchas veces con sus palabras de ánimo, con sus abrazos, con su comida y bebida, poniendo a mi disposición sus hogares, durmiendo incluso con ellos en la misma habitación... He sentido su cariño de un modo que no olvidaré mientras tenga uso de razón, sintiendo además su admiración hacía este humilde caminante por el reto que intentaba cumplir, en esos momentos un aspirante a Thru-Hiker.

Sería interminable la lista de personas, de todo tipo y condición que me han ayudado durante este viaje, hombres y mujeres, jóvenes y no tan jóvenes… A todos os digo, Trail Ángels, que sin vuestra generosidad y ayuda, nunca hubiera llegado a Katahdin, y es de justicia que así lo reconozca. 

Vosotros sois el alma del Appalachian Trail y los que dais sentido a esta mítica travesía. En mis recuerdos no quedará rastro del sufrimiento acumulado, ni de las penurias de todo tipo que he pasado, pero sí quedaran para siempre, grabados a fuego en mi corazón, vuestros rostros, gestos y palabras, vuestra amabilidad y empatía para con la gente necesitada, como ha sido mi caso en numerosas ocasiones.

Thanks Trail Ángels! Thanks!


El bosque

Debo hablar también del que ha sido mi habitat durante todo este tiempo. En los primeros días, sentía el bosque como un medio hostil, casi como un enemigo, algo temible y del que debía guardarme. El paso del tiempo ha ido conformando una opinión sobre el mismo diametralmente distinta. Hoy soy consciente de que el bosque me ha protegido; por ejemplo, del sol, del calor, de los temporales... Me ha proporcionado agua (algo esencial) y hierbas con las que he llegado a hacer emplastes para mis heridas. He aprendido a vivir dentro de él, en convivencia y armonía con el resto de animales. He disfrutado de sus sonidos, de sus silencios, de atardeceres bellísimos, de noches negras…, de noches cubiertas de estrellas y de amaneceres en los que centenares de pájaros me daban los buenos días y animaban con sus cantos a proseguir el camino.

He podido sentir que el bosque es algo vivo, que también sufre y muere, pudiendo comprobar los efectos de los temporales con miles de árboles caídos o dañados para siempre, así como los efectos de los incendios, especialmente en North Carolina, en los cresteríos de Cherokee Great Smoky Mountains, en una franja quemada de varias decenas de kilómetros de longitud.

BASAJAUN, mi trailname en Appalachian Trail, significa "Señor de los bosques" en Euskera, el idioma de Euskal Herria. En la mitología vasca queda representado por un personaje mitad hombre, mitad animal. En inglés puede traducirse como "Mister Forest". Hoy, después de finalizar esta ruta, creo que fue un acierto total la elección de este nombre, que dejo aquí  "en deposito" como muestra de gratitud hacía ese bosque que, como digo, me ha protegido.


Appalachian Trail Conservancy

Quiero felicitar a esta Organización por mantener en condiciones toda la infraestructura que da soporte a esta travesía (señalización, Shelters y lógicamente el propio camino…), y también por cuidar y proteger este inmenso patrimonio forestal de primer nivel, tarea de la que se encargan 30 clubs de montaña.

A modo de sugerencia decir que, muchas veces en mi caminar diario, he pensado que quizá debería de existir por parte de ATC una cierta trazabilidad sobre los Hikers. Como he dicho anteriormente, realizar esta ruta, máxime en solitario, tiene muchos riesgos y no hay ningún control sobre los montañeros. Nadie te espera en ningún lugar, y por tanto, nadie te echará de menos ante un posible accidente o problema que pudiera surgir. Debemos de tener en cuenta que la cobertura de telefonía móvil es inexistente en muchos tramos del Appalachian Trail. Pero por otra parte, también es cierto que quien aborda un reto de este tipo, debe asumir los riesgos que conlleva.


Compañeros Thru-Hikers (NoBo's y SoBo's)

Es muy larga la lista de Hikers que he conocido durante este tiempo, la inmensa mayoría jóvenes de entre 25 y 40 años. Con todos ellos he compartido algo, en mayor o menor medida, y con todos me he sentido a gusto e integrado. A la mayoría los he visto en pocas ocasiones, a otros los daba por perdidos y han aparecido en el tramo final. Con algunos he compartido muchas cosas y hecho amistad. Y de todos ellos he aprendido y guardo un recuerdo. Según las estadísticas, entre el 80 y el 85 por ciento de los Hikers que intentan completar el Appalachian Trail de una tirada no logran alcanzar ese objetivo. Para mí, ellos también tienen mucho mérito, porque lo han intentado…, aunque diferentes circunstancias les han impedido completar la ruta.

A todos nosotros nos une, y nos unirá para siempre el Appalachian Trail, convertido en un punto de encuentro de personas con un sueño en común. Estoy seguro que asimilar esta experiencia nos supondrá meses, en los que entraremos en foros de todo tipo para informarnos y saber como le fue a los amigos que conocimos en el Sendero.

Thanks Hikers!
Thanks Thru-Hikers!


Mi propia experiencia 

Durante estos casi cinco meses he sentido gran parte de lo que una persona puede llegar a vivir a lo largo de su vida, en una escala reducida de tiempo.

He pasado frío, llegando a temer incluso por mi vida, debido a los temporales, en alguna de las noches que viví con angustia en Georgia y en las Grandes Montañas Humeantes de los Cherokee. He pasado calor, hambre y sed. He estado alegre y triste, disfrutado y sufrido, reído y llorado. He sentido pereza, desesperación, impotencia, rabia, ira, miedo, ansiedad, estrés, nostalgia y soledad, ésta última hiriendo cómo un cuchillo...

He padecido enfermedades, infecciones, numerosos golpes, quemaduras, caídas y dolores de todo tipo y he sentido la debilidad, a causa de la perdida de hasta un 15% de mi peso habitual. Y obviamente, he sentido a diario el cansancio y la fatiga, en ocasiones de forma brutal.

Pero con todo, gracias a Dios no he tenido lesiones y he estado feliz…, con la voluntad sin quebrar, dispuesto siempre a avanzar paso a paso hacía ese objetivo que me trajo a EEUU, caminando diariamente entre diez y doce horas. 

Pienso que completar el Appalachian Trail supone también el triunfo de la verdad sobre la mentira. Y me explicaré, porque quiero que se me entienda. Hoy en día engañan a la sociedad con una realidad adulterada y falsa, de efecto placebo, creando la falsa idea de que todo es fácil y alcanzable con el mínimo esfuerzo. Por ejemplo, con mensajes que todos hemos soportado, del estilo: Matricúlese y adquiera tal o cual método y hablará inglés en unas semanas, o siga este régimen y en un mes recuperará su figura perdiendo todos los kilos que le sobran, o solicite este crédito, pague cómodamente en infinitos plazos y disfrute de unas merecidas vacaciones. Y así un largo etcétera... No amigos, las cosas no son así. La vida no es así. Alcanzar un objetivo requiere un esfuerzo, en ocasiones requiere de un gran esfuerzo, dedicación y sufrimiento. En este sentido, el Appalachian Trail significa el triunfo de la verdad sobre la mentira. La persona que, leyendo este relato, esté pensando en realizar el Appalachian Trail debe tener esto muy presente.

La verdad, lo auténtico…, conlleva honor. Es por esta razón que pienso que el término "Ruta Honorable" aplicado al Appalachian Trail es muy acertado, porque supone un reconocimiento al esfuerzo, entrega y generosidad de todas las personas que dan vida a esta ruta de leyenda.

Aunque lo hice en mi anterior relato, quiero que mis últimas palabras sean de agradecimiento hacía mi familia, amigos y otras muchas personas que han estado ahí, apoyándome en todo momento. Y por supuesto, a los lectores de este blog, que aunque desconocidos para mi también aportan su calor. Estoy feliz y siento que hoy mi sombra es un poco más grande que hace cinco meses, cuando inicie esta travesía en Springer Mountain, en el Estado de Georgia.

Hasta siempre amigos.

Un abrazo


                               Jon Galdos
          Primer Thru-Hiker de Euskal Herria
               Segundo Thru-Hiker de España


martes, 19 de septiembre de 2017

AT059-Katahdin Stream Campground Shelter 1 a Katahdin (Baxter Peak)

Hola amigos,

He dormido muy bien en el pequeño Shelter que tengo asignado, con la única inquietud de saber si se confirmará el pronóstico del tiempo que el Ranger me indicó para el día de hoy. El día amanece con bruma y un poco de lluvia, pero no parece que vaya a empeorar.

Dudo un instante, pero definitivamente le voy a hacer caso al Ranger. Llevaré una mochila pequeña. Meto en ella ropa de abrigo, agua y comida, dejando mi mochila grande en la oficina del oficial. Éste me dijo que debía de subir por una ruta (la marcada oficialmente por Appalachian Trail Conservancy) y bajar por otra distinta, por el peligro que entraña el descenso por la primera de ellas.

Son las siete en punto cuando inicio el ascenso a Katahdin. Tengo una sensación extraña en el cuerpo, mezcla de ansiedad por finalizar Appalachian Trail, emoción e ilusión por recorrer este tramo final. Son apenas 5 millas, ocho kilómetros exactos, dónde la primera milla es de aproximación al punto que marca la prominencia de esta montaña, para después iniciar un durísimo ascenso, con pasos muy técnicos, con grandes piedras y verticalidad, muy peligrosos en varios puntos y que requieren la máxima concentración.

Lentamente, voy subiendo a este auténtico nido de águilas que es Katahdin (Baxter Peak). El día, por efecto del viento, va mejorando y sale el sol, dejando unas vistas bellísimas de todo el entorno, hasta llegar a estar por encima de un mar de nubes. Llego a una larga meseta que presenta la montaña antes de llegar a la cumbre. A lo lejos puedo ver la cima y lo que yo creo son Thru-Hiker que han llegado a su destino, o que lo comienzan. Siento esa emoción de quien tiene al alcance de su mano un sueño.

Mientras camino, mentalmente calculo la distancia y la altitud que debo librar, un vicio que tenemos los montañeros para mantenernos entretenidos …jjj, estimando en algo menos de una hora la llegada a la cumbre.

Sin ninguna prisa, sintiendo cada paso que doy, voy avanzando hacía mi destino, tratando de grabar en mi mente cada segundo, cada imagen… Sin apenas darme cuenta de ello llego al final de mi viaje, a esas "cuatro tablas" soportadas por un viejo caballete. La emoción me puede y mis ojos se llenan de lágrimas. ¡Katahdin! Nunca hubiera pensado que unas simples tablas de madera llegaran a tener tanto significado para mi. El sufrimiento acumulado durante todos estos meses, ¿Dónde está? Sencillamente ha desaparecido para dar paso a la emoción y alegría.

                                                                                              THRU-HIKER
                                                                                            Primero de Euskal Herria
                                                                                                  Segundo de España

Yo no tengo al pueblo de Roma en las gradas para recibirme, pero si que tengo a los Trail Ángels, a todas esas maravillosas personas que me han ayudado, que me han acogido con todo el cariño del mundo. Puedo ver perfectamente, en esas gradas imaginarias, sus caras, sus gestos…, puedo recordar lo que hablamos y dónde estuvimos. Puedo ver a Garfield y Christine, siempre sonrientes, llevándome un montón de kilómetros en su coche para que pueda comprar provisiones mientras ellos esperan pacientemente que lo haga. Puedo ver a Gail y Henq cenando en su casa, a Paul y Mary Anne invitándome a dormir con ellos en su Cabinet, a Patti y Bill acogiéndome en su casa mientras me decía : "Jon, mi casa es tu casa". Puedo ver a Joe llevándome en su coche a 40 km de distancia para comprar unas zapatillas nuevas, a Diego y la sonrisa de su madre Edilma recogiéndome en su casa con toda la amabilidad del mundo. Puedo ver a Betsy, Tim, Peter y Seth mientras estoy cenando en su casa. Puedo ver a Edward Amadoro llevándome en su pick-up para realizar compras y regalándome unos bastones nuevos, mientras me decía: " Si tu estas feliz, yo estoy feliz". Puedo ver a John y Patty cenando con ellos en el camping, a Joe y su hijo llevando al Hospital a la lejana ciudad de Daleville… Y así una lista interminable de personas que me han ayudado de una forma altruista. Me siento agradecido y emocionado. Mi éxito, si es que lo es, no tiene ningún valor sin todas estas personas. Humildemente reconozco que sin ellos no estaría hoy en este lugar emblemático. ¡Thanks Trail Angels!

Con nostalgia, recuerdo aquí a mi hermano Kepa, que me ha acompañado durante todo este viaje, cómo así lo asegura también mi hija Irantzu. Él no tuvo un camino para recorrer, ni siquiera angosto y difícil como éste. Quiero dedicar este viaje en su honor y memoria. 

No me olvido de agradecer el cariño y apoyo constante, por parte de mi familia, de mis amigos…, y de todas las personas que han estado ahí animándome con sus mensajes, correos, etc. y que tanta fuerza me han dado en horas muy bajas de moral.

Después de hacer las fotos de rigor, comienzo el descenso por la ruta alternativa, también peligrosa, pero en menor medida que la de ascenso. Os aseguro que bajo como un corderito, dando brincos, de la alegría que tengo en el cuerpo…jjj.

Llego a Stream Campground y recojo mi mochila en la oficina del Ranger. Ahora tengo otro reto por delante: Pretendo ir hasta la ciudad de Millinocket, distante unos 40 kilómetros por pistas forestales y lo cierto es que no sé como hacerlo, pero aquí parado no llegaré nunca, así que comienzo a caminar a la vez que solicito la ayuda de algunos coches que van en mi misma dirección. Por fin para un vehículo todo terreno tipo pick-up. Al volante, John, un trabajador forestal. Subido en la parte posterior de la camioneta, al aire, me acerca hasta el puesto de control de los Ranger, en la entrada de Baxter Park. Aquí entrego me permiso de ascenso a Katahdin  y me despido de John. Aún queda un largo camino hasta la ciudad, pero tengo la inmensa suerte de que me pare el primer coche que pasa. Se trata de Mary y Kevin. Ambos me trasladan al centro de Millinocket.
Thanks Trail Ángels!

En unos minutos estoy instalado en el Hostel Appalachian Trail. Pero el día aún me reserva una agradable sorpresa. Aquí me encuentro con Klauss, el alemán, que ha dejado unos días el Appalachian Trail para descansar. Ceno con él en una pizzería próxima. ¡Qué vueltas da la vida!

Hoy ha sido un día feliz en muchos sentidos. Ahora debo descansar. Próximamente escribiré un post sobre el Appalachian Trail en el que haré una valoración y relataré lo que ha supuesto para mí como persona.

Buenas noches...

Posición en Katahdin Mountain: 45.904354, -68.921274 y 1605 m de altitud

Os dejo con la "Marcha Radetzky", con la Orquesta Filarmónica de Viena, dirigida por Herbert von Karajan, que en mí opinión es la mejor versión. Siento que está pieza musical representa la expresión misma del éxito.

Un abrazo



lunes, 18 de septiembre de 2017

AT058-Abol Bridge Campground (Tent) a Katahdin Stream Campground Shelter 1

Hola amigos,

He dormido mal, inquieto. El día amanece con bruma, plomizo y con la previsión de que no va a mejorar. Sobre las siete y media me acerco al Store/Restaurant para desayunar. Está cerrado y varios Thru-Hiker esperan su apertura. Me uno a ellos en la espera.

El desayuno la verdad es que muy bien, mucho mejor de lo que hubiera podido imaginar, incluso no han faltado buenos yogures y frutas. Aquí permanezco un buen rato. Hoy tampoco tengo prisa, ya que solamente debo caminar 10 millas, a través de Baxter State Park.

Recojo la tienda y el resto de pertenencias y pasadas las 9h inicio el recorrido. Apenas comienzo la andadura cuándo me encuentro con John, el Ranger. Nos saludamos y le pregunto por la previsión meteorológica para mañana en Katahdin. Lluvias desde las cuatro de la madrugada. Mala suerte…

Desde Abol Bridge, camino durante varias millas paralelo al magnífico río West Branch Penobscot. Sus aguas son espectaculares y transparentes. Es una maravilla pasear por su ribera. 

Son las 14h cuándo alcanzo mi destino, dirigiéndome en primer lugar a la oficina de los Ranger, pero está cerrada, por lo que decido localizar mi Shelter, el numero 1, y preparar la comida.

Ya por la tarde, regreso a la oficina. Frente a la puerta, sentados en el suelo, aquí y allá, un grupo de Thru-Hiker me reciben diciéndome: Congratulations! , devolviéndoles por mi parte la felicitación. Observo que todos ellos están concentrados, serios y pensativos… Me pregunto: ¿Por qué?. Estoy seguro de que es la inercia. Hemos permanecido muchos meses haciendo un tipo de vida y eso ha creado en nosotros un hábito. Esto se acaba y, de alguna forma, estamos ante una pared, que no es Katahdin, cada uno con la suya. Debemos regresar a nuestras vidas anteriores y para algunos puede que eso no sea fácil. Esta misma sensación la he podido vivir y comprobar en Santiago de Compostela, en los peregrinos de largo recorrido cuándo, al finalizar el Camino, se preguntan en silencio: ¿Y ahora qué…?

Estoy sentado con ellos durante un rato y, a continuación, entro en la oficina. En esta ocasión sí se encuentra el Ranger. Tiene mis datos y todo está en orden, por lo que dispongo de la autorización necesaria para subir mañana a Katahdin Baxter Peak. Quedo registrado como Thru-Hiker con el número 886. El Ranger me aconseja que no lleve mi mochila. Ellos ponen a mi disposición mochilas pequeñas para llevar lo estrictamente necesario, mientras que la mía queda en consigna hasta el regreso. Tenía pensado llevar mi mochila, pero me ha convencido.

Hoy duermo a las puertas de Katahdin…, al igual que lo hicieran en la época los victoriosos generales romanos, a las afueras de Roma, para entrar al día siguiente en la ciudad, con sus mejores galas, y recibir así el reconocimiento de su pueblo. Mañana será un gran día…

¡Buenas noches! 

Posición en el Campground (Tent): 45.886490, -68.998304 y 349 m de altitud

Os dejo con la canción "Caminante", de Joan Manuel Serrat

Un abrazo



domingo, 17 de septiembre de 2017

AT057-Wadleigh Stream Lean-to a Abol Bridge Campground (Tent)

Hola amigos,

Os comento estos dos últimos días en Appalachian Trail.


Sábado, 16 de Setiembre

Wadleigh Stream Lean-to a Rainbow Lake (Tent)

Con las primeras luces del día comienzo a preparar el desayuno. Hoy quiero aproximarme lo máximo posible a Abol Bridge, el punto de salida de este túnel de arboles de 160 km de longitud, dejando para el domingo un tramo corto, que me permita llegar al mediodía.

Son las 7h cuando inicio la jornada. Por delante la última montaña antes de llegar a Katahdin: Nesuntabunt Mountain. Cerca de su cima, desde uno de los miradores, se puede contemplar una vista extraordinaria del lago Nahmakanta. La sensación de paz es increíble. El otoño está a la vuelta de la esquina y el bosque comienza a cambiar su habitual tono verde para incorporar amarillos, rojos, marrones y ocres. Imagino los bosques que he recorrido en estos meses, durante el Otoño, en todo su esplendor. Un maravilla sin duda. Envidio a quienes tengan la oportunidad de contemplarlos.

Desde este mirador en el que me encuentro, recostado sobre una gran roca, al sol…, como si estuviera asomado a una ventana en un mar de arboles, puedo divisar a lo lejos Katahdin, sobresaliendo sobre todas las demás montañas. No puedo evitar sentir emoción contemplando ese destino que ahora parece estar al alcance de la mano. Hoy por primera vez desde que comenzara Appalachian Trail, siento el viento de cola. 

Sobre las seis de la tarde instalo la tienda de campaña a orillas del lago Rainbow. Un lugar estupendo. Con las bolsas de comida me siento sobre una roca en el lago. Con los pies dentro del agua voy cenando, mientras observo cómo va cayendo el día, dejando unas aguas de color plata bellísimas. En la lejanía se oye una guitarra, con toda seguridad de alguno de los pescadores que he podido ver en sus botes de remos. Es lo único que "desentona" en un lugar donde el silencio y los sonidos de los animales lo presiden todo. Siento como un premio esta cena, después de seis días en el bosque.

Mañana Dios dirá...

Posición en el Campsite (Tent):  45.806589, -69.084495 y 319 m de altitud


En el día de hoy, Domingo, 17 de Setiembre 

Rainbow Lake (Tent) a Abol Bridge Campground (Tent)

Hoy apenas he de recorrer ocho millas y estoy decidido a convertirlo en un paseo, algo que no me he podido permitir en estos cinco meses. Sobre las 8h. me pongo en marcha, después de desayunar sentado en la misma roca donde ayer cenara, viendo amanecer sobre el lago. Pura magia…

El trayecto sin problema alguno, eso sí, con la presencia constante de raíces de árboles, lo cual hace muy difícil avanzar, pero…, ¡Qué prisa tengo! Ninguna... Incluso me permito dormitar un rato en el último Shelter, que se encuentra a medio camino, donde comparto estancia con dos "sobos". 

Sobre la una de la tarde llego a Abol Bridge, saliendo con ello de este tramo de bosque en el que no hay ningún tipo de servicio. Camino unos 500 metros por la carretera y me encuentro un Store/Restaurant. Entro en el establecimiento con la ilusión de comer espaguetis con carne, pero me tengo que conformar con pollo rebozado, que está muy bueno (…o es el hambre…jjj). Eso sí, he podido tomar dos cervezas que me han sabido a gloria. Las dificultades hacen que te conformes y valores cosas muy básicas, como puede ser tomar una simple cerveza. En este lugar estamos varios Thru-Hiker. En nuestras caras se refleja la ilusión y la satisfacción de haber conseguido superar un sinfín de dificultades hasta llegar aquí. Nos saludamos todos como si fuéramos de la familia. Hay algo que nos une por encima de nuestras diferencias, edades, culturas, etc. y nos unirá para siempre. Ese algo es el Appalachian Trail, una "ruta honorable". Con tu permiso Daniel, hago mía esta definición que me parece la más acertada que he podido escuchar sobre esta travesía.

No deja de ser curioso, pero no sorprendente, que ninguna de las personas que aquí estamos comenzara conmigo en Springer Mountain, allá en los primeros días del mes de Mayo. A dos de ellos los conozco de éste último mes. Echo de menos a Yves (el francés), a "poco", a José "cuatro pelos", a Erick "k-pop", a Patricio, a "tiger", a "indiana jones", a Katrina, a Jaime y Antique, y a otras muchas personas que estuvieron en el inicio de esta locura. Y sobre todo, echo de menos a Júlia y Jonás, unas personas con las que he compartido mucho, sobre todo cariño. ¡Os quiero! y espero veros en Boston para daros un abrazote.

Estando en el restaurante, se acerca a mi mesa un Ranger, de nombre John. El nombre nos une y enseguida surge la empatía entre nosotros. Le presento la documentación que me proporcionaron en el Centro de Atención a Thru-Hikers en Moson, según la cual tengo permiso para ascender a Katahdin el próximo miércoles, día 20. Le planteo la posibilidad de adelantar en un día la llegada. Sale al exterior y habla por radio con la "Ranger Station" del campo base de Katahdin. Al regresar a mi mesa me confirma que es posible. ¡Bieeeeeennn! Hablamos un rato de mi viaje desde Georgia. John es una persona muy amable. Nos despedimos con un abrazo. ¡Es la leche!

Poniendo los ojos en mi persona, os diré que después de siete días en el bosque, estoy hecho un asco, parezco un jabalí, con grandes dosis de mofeta, pero aquí estoy, viendo Katahdin Mountain, al sol…, ¡feliz!, a 24 km de lograr un sueño, mi sueño, con una emoción cada vez mayor.

Instalo la tienda de campaña junto al lago, después de abonar 25 dólares por la plaza, desayuno incluido. No está mal para el lugar donde me encuentro... Aquí puedo asearme, limpiar a mano la ropa de faena y descansar durante la tarde. Para cenar, de nuevo al restaurante. He de coger fuerzas..jjjj.

¡Buenas noches!

Posición en el Campground (Tent): 45.834865, -68.965027 y 220 m de altitud

Hoy me he acordado en varios momentos de Joe Cocker. Os dejo con su magnífica canción "N'oubliez jamais"

Un abrazo

viernes, 15 de septiembre de 2017

AT056- Chairback Gap Lean-to a Wadleigh Stream Lean-to

Hola amigos,

Os comento lo sucedido estos tres últimos días en Appalachian Trail.


Miércoles, 13 de Setiembre

Chairback Gap Lean-to a White Brook Campsite (Tent)

Ha hecho frío durante la noche y más aún en la madrugada, por el efecto del viento Norte. Desayuno y recojo mi equipaje para ponerme en marcha a las siete. Antes me despido de mis dos compañeros "sobos" con los que he compartido el Shelter, deseándoles mucha suerte en su larga travesía hasta Georgia. No puedo evitar pensar que inician este viaje muy tarde, en mi opinión.

Son las diez de la mañana y apenas he caminado unas millas cuando me encuentro con una dificultad. Nuevamente debo vadear un río. Calibro la situación... Tengo tres opciones: Pasar con las zapatillas de treking que llevo puestas, algo que descarto de inmediato. Otra, pasar con las chancletas que uso para descansar los pies, pero éstas no tienen estabilidad ni consistencia, incluso la corriente me las podría llevar, añadiendo otro problema a la lista. Sólo me queda la opción de pasar descalzo, y es lo que hago. Lentamente voy cruzando el río, poniendo en ello todos los sentidos, logrando hacerlo sin caerme al agua.

Después de cruzar, mientras me seco, aprovecho para comer algo y descansar, recostado al sol sobre una piedra, como si fuera un lagarto…jjj. Se está muy bien y da mucha pereza retomar el camino.

¿Habéis cruzado alguna vez un río ancho, con corriente de agua, descalzos y con una pesada mochila a la espalda? Os animo a hacerlo. Es algo que no olvidaréis…

Poco antes del Shelter Carl A. Newhall Lean-to, junto al río, me encuentro con Antique y Jaime, con los que permanezco un buen rato mientras cocino la comida. Ellos ya han descansado y se van.... Por mi parte y antes de continuar, bebo todo el agua que puedo y lleno mis dos botellas, ya que no encontraré agua en muchos kilómetros.

La jornada de hoy también ha sido difícil, pero en menor medida que las de días atrás. Larga, muy larga subida a Gulf Hagas Mountain, para continuar con West Peak y finalmente Hay Mountain, pero como digo, con un camino en buenas condiciones.

A las seis de la tarde decido parar e instalar la tienda en un pequeño Campsite. No me veo capaz de llegar al próximo Shelter, aunque apenas hay dos millas, pero con una afilada montaña por medio, y además, no me gusta caminar de noche por el bosque. Es correr un riesgo innecesario.

Mientras estoy montando la tienda, llega "anvil", el militar retirado. Apenas descansa un poco y continua. Le situaba cómo unas 20 millas por delante de mi…

Dedico una de las dos botellas para cenar y pasar la noche. La otra la guardo para mañana. Debo reconocer que me bebería toda el agua ahora mismo, pero he de ser prudente. 

Me encanta la tienda de campaña que me vendió "trucos de magia", a quien espero y quiero ver en Katahdin para darle un abrazo y despedirme de él. Es muy ligera, fácil de montar y totalmente impermeable. ¡Y bonita!...jjj

Duermo sólo en este lugar. Podéis creerme si os digo que no se oye ningún ruido. A veces, mientras voy caminando pienso en el silencio, que a mí me gusta. Y además lo revindico como un patrimonio muy necesario. Hoy en día hay demasiado ruido, muchas veces innecesario y evitable. Quizá la gente no sabe vivir en silencio, necesita a su lado algo de ruido, cómo el que pone la TV para que le haga compañía. En el fondo, creo que no sabemos estar a solas con nosotros mismos.

¡Buenas noches!

Posición en el Campsite (Tent):  45.556350, -69.263895 y 928 m de altitud


Jueves, 14 de Setiembre 

White Brook Campsite (Tent) a Cooper Brook Falls Lean-to

Hoy me tomo mi tiempo para desmontar la tienda de campaña, recoger mis pertenencias y desayunar. Esto hace que comience la ruta a las ocho de la mañana. La noche ha sido suave, sin mucho frío.

Inicio el recorrido subiendo a White Cap Mountain, para iniciar a continuación un largo descenso hasta el Shelter East Branch, donde hago un descanso para comer. Después me espera  Little Boardman Mountain, una afilada montaña, no muy alta como si nombre indica, pero difícil de subir. Esta será una de las últimas montañas que habré de pasar antes de llegar a Katahdin. 

Todos los Thru-Hiker con los que he hablado y  que nos dirigimos a Katahdin tenemos cierta ansiedad, sentimos la necesidad de terminar para poder descansar, pensamos que el tiempo se ha detenido y que no avanzamos todo lo que quisiéramos. Sabemos que es muy poco lo que falta, pero pensamos que es una eternidad. Está claro que nuestra cabeza va por delante de nuestro cuerpo.

Pasadas las 16:30h llego al Shelter donde pasaré la noche. Está ubicado junto a un río muy caudaloso, con aguas que bajan con fuerza formando cascadas, de ahí el nombre de esta cabaña. Un lugar muy bonito para descansar un par de días. Antes de cenar, meto las piernas al río durante media hora, mientras doy cuenta de un bocadillo de queso. Pura medicina...

¡Hasta mañana!

Posición en el Shelter: 45.640132, -69.087228 y 228 m de altitud


En el día de hoy, Viernes, 15 de Setiembre 

Cooper Brook Falls Lean-to a Wadleigh Stream Lean-to

La distancia que me queda para finalizar me permite avanzar sin agobios. El domingo podría salir de este tramo de 160 km sin servicios, que estoy recorriendo en estos momentos. Y aún dispongo del lunes, día 18, de margen para imprevistos. Aunque tengo acordada con la Organización Appalachian Trail mi llegada a Katahdin el día 20, estoy pensando que podría llegar el 19, martes. Lo intentaré…

Inicio el recorrido de hoy pasadas las siete de la mañana. El trayecto no presenta apenas altibajos y esto me permite cubrir las 11,5 millas de distancia al próximo Shelter en seis horas. En esta cabaña hago un descanso para comer, mientras decido hasta donde avanzar por la tarde. La distancia al siguiente Shelter es de 10 millas y veo factible llegar hasta allí.

Sí que he llegado después de seis horas, avanzando por un camino plagado de raíces de árboles. Lo mejor, los numerosos lagos que he podido ver. En total han sido 35 km en once horas, con un pequeño descanso para comer. Ha sido sin duda, más difícil de lo que el libro de viaje de Appalachian Trail deja entrever.

He podido observar muchos helicópteros comerciales sobrevolando la zona del lago Nahmakanta. Supongo que aquí es el modo de transporte más eficaz en todos los sentidos.

En el Shelther conozco a Frank, un Thru-Hiker que se dirige al Sur. Me ve tan cansado que se ofrece a traerme agua para preparar la cena, mientras yo organizo mis cosas.

Posición en el Shelter: 45.746924, -69.144595 y 197 m de altitud

Os dejo con la canción "Whatever you want", de Status Quo

Un abrazo


martes, 12 de septiembre de 2017

AT055-Monson (AT Hiker Oasis Hostel) a Chairback Gap Lean-to

Hola amigos,

Os comento las novedades de estos dos días.


Lunes, 11 de Setiembre

Monson (AT Hiker Oasis Hostel) a Wilson Valley Lean-to

Hoy desayuno estupendamente. De ello se encarga Bett, que me prepara huevos fritos y carne asada en tiras, todo ello muy bueno. A esto añadir dos yogures, dos plátanos y café. Como digo, muy bien.

Sobre las diez y media nos dirigimos al Centro de Atención a Thru-Hikers ubicado en Moson, en el que toman mis datos y planifican mi llegada a Katahdin. Ingenuamente pensaba que la finalización del Appalachian Trail era llegar a la cima de esta montaña y se acabó, pero esto no es así. Hay un protocolo de llegada que se debe de cumplir rigurosamente y afecta tanto al ascenso de la montaña como al alojamiento, bien sea en Shelter o tienda de campaña. Los Rangers se encargan de hacer cumplir esto de una manera estricta. Jaime me ayuda en todos los tramites realizados en este Centro.

Para la llegada a Katahdin he reservado un Shelter entero para mí sólo (el núm. 12), con capacidad para cinco personas, para la noche del 19 al 20 de Setiembre, con un coste de 32 dólares. Ser de Bilbao es lo que tiene…jjj. Las cuatro plazas vacías las puedo ceder o alquilar a otros Thru-Hiker que lo soliciten. Sé lo que estáis pensando: "Este hombre es una máquina de hacer dinero" Pues la verdad es que sí…

Al día siguiente, siempre antes de las diez de la mañana, tendré vía libre para iniciar el ascenso a la cima de Katahdin Mountain, por la ruta fijada por la Organización, dando por terminada esta travesía. Quedo advertido por la responsable del Centro de Atención de que en este trayecto de 160 km el agua escasea en varios tramos y que debo tener mucho cuidado en este sentido.
Hoy, quizá por lo inesperado, ha resultado ser una jornada durísima de montaña. El libro de viaje marca un perfil sin altibajos de importancia, pero ha sido un continuo subir y bajar, en un camino plagado de raíces de árboles. También ha tocado darse un baño. Media milla antes de alcanzar el Shelter he tenido que vadear un río, lo que ha supuesto caminar por el cauce, con agua por encima de la rodilla, con riesgo de caer por la corriente. Un poco de apuro si que he pasado…

Al llegar al Shelter, dos personas que más tarde se presentaran como Rock y Debbie tienen hecho un gran fuego frente a la cabaña. Es justo lo que necesito en este momento. Sin demora, pongo a secar calcetines y zapatillas. En apenas una hora casi todo está seco. ¡Bien!

Han sido prácticamente siete horas las empleadas en avanzar 16 kilómetros. El peso de la mochila, que estimo en unos 29 kilos por la comida que llevo para siete/ocho días, ha hecho de este tramo una verdadera tortura. 

Cocino pasta para cenar y a descansar. Duermo en la cabaña con Jaime y Antique, Thru-Hiker también con rumbo Norte.

Mañana ¡Dios dirá!

Posición en el Shelter:  45.398772, -69.459152 y 308 m de altitud


En el día de hoy, Martes, 12 de Setiembre 

Wilson Valley Lean-to a Chairback Gap Lean-to

Son las 5:45h cuándo los cuatro Thru-Hiker que ocupamos el Shelter, comenzamos a embalar nuestras pertenencias para desayunar y salir lo antes posible. En mi caso, lo hago a las seis y media de la mañana.


Nueva jornada de montaña muy dura, con subidas a cuatro montañas: Barren Mt., Fourth Mt., Third Mt. y Columbus Mountain, a última hora de la tarde. Entre ellas, una cadena interminable de pequeñas cimas. En el camino muchas raíces de árboles y piedra. Algunos puntos con pasos complicados y difíciles por la verticalidad del terreno. Tampoco han faltado zonas pantanosas, especialmente junto a los lagos y ríos. El peso de la mochila completa el cuadro.

Como ya me advirtieran, el agua es algo a tener muy en cuenta por su escasez y lejanía. Hoy he tenido que apartarme del Sendero alrededor de un kilómetro para coger agua de un lago, algo que he hecho con cierto recelo, pero la sed es la sed… 

Son casi las siete de la tarde cuando llego al Shelter, después de 12 horas de caminata para avanzar 24 kilómetros. Lo hago agotado totalmente, al punto de ser incapaz de ir a por agua para cocinar, de nuevo un kilómetro ladera abajo.

Cena fría y a descansar...

¡Buenas noches!

Posición en el Shelter: 45.453251, -69.262189 y 605 m de altitud

Os dejo con la canción "Remember when", de Alan Jackson

Un abrazo


domingo, 10 de septiembre de 2017

AT054-Caratunk Kennebec River (Tent) a Monson (AT Hiker Oasis Hostel)

Hola amigos,

Os comento las novedades de estos tres días.

Primero deciros que he ajustado los kilómetros de esta travesía. Resulta que no son 3500, sino 3523 la longitud total de Appalachian Trail. Una propina nunca viene mal...


Viernes, 8 de Setiembre

Caratunk Kennebec River (Tent) a Pleasant Pond Lean-to

Hasta las nueve no entra en servicio la canoa que me permitirá cruzar Kennebec River, por lo que no tengo prisa alguna. La noche ha sido buena y no ha llovido. Desayuno y recojo lentamente todo mi equipaje.

Unos minutos antes de la hora me dirijo al "embarcadero ", dónde ya hay dos Thru-Hiker esperando. Para ello, no queda otra que meter los pies en el río, aunque ya no tiene importancia, porque tenía mojado el calzado. Una vez en marcha el servicio, vamos cruzando el río de dos en dos. Yo lo hago en el segundo turno. Previamente te exigen firmar un documento de exención de responsabilidad ante un posible accidente. 

Ya en la otra orilla, voy al Shelter, dónde me atiende Paul, su dueño. Aquí puedo lavar toda la ropa y secar un poco las zapatillas de treking. Permanezco varias horas, aprovechando el servicio WiFi mientras se cargan las baterías y móviles.

Paul le pide a unos de sus empleados que me lleve a un restaurante ubicado a unas dos millas. Un edificio completamente de madera muy bien decorado, donde puedo comer lo típico: Hamburguesa, patatas fritas y pepsi-cola. Muy caro…, 22 dólares y además con el incidente que relato a continuación.

Intento pagar con la tarjeta Visa habitual, porque no quiero usar dinero en efectivo, en previsión de que me pudiera hacer falta en el futuro, pero no funciona. Le facilito la segunda tarjeta Visa y tampoco funciona. Curiosamente ninguna de las dos tarjetas que llevo permite realizar el pago. El sistema presenta el mensaje: "Card invalid", indicándome la dependienta que ambas tarjetas tienen algún problema y requiriéndome a que vaya a sacar dinero en efectivo en una máquina-cajero que tienen dentro del establecimiento, y pagar de este modo la factura, en "cash"...  Me ha pasado en otras ocasiones lo mismo, así que ésta no la voy a pasar por alto, porque no estoy dispuesto a pagar $50 de comisión por sacar dinero, y el que tengo no lo voy a utilizar.

Estamos ante una treta que usan algunos establecimientos para que el Cliente pague en efectivo. Le digo a la dependienta que, es su sistema el que no está bien parametrizado y que lo revisen. Una y otra vez lo intenta con resultado negativo. Me vuelve a mandar al cajero, pero me niego a ir, a la vez que llama a su Jefe y éste a su vez al suyo. Al final, aparece una señora, entra en el ordenador y, como por arte de magia, se realiza el cargo en la cuenta Visa, sin problema alguno. Cómo hay que andar…

De aquí, mi chófer particular, me lleva a la Post Office, donde me desprendo de algo más de un kilo, a la vez que recojo el cargador solar, algo que pienso me va a ser necesario en el tramo de los 160 km sin servicios. Este kilo liberado me permitirá sustituirlo por comida. Reenvío, sin coste alguno, las dos cajas que tengo en el Servicio Postal a Millinocket, la ciudad más próxima a Katahdin, mí destino final.

A las 15h inicio el camino para llegar al siguiente Shelter, ubicado a seis millas. Pero antes me despido de Paul, una persona estupenda que me ha ayudado en todo lo que he necesitado. Tiene su negocio, pero él aporta a los Thru-Hiker mucho más que una relación comercial, al menos así lo ha hecho conmigo. Thanks Paul, Trail Ángel.

El camino hasta la cabaña sin dificultad. Cubro la distancia en apenas tres horas. Pasaremos aquí la noche unas diez personas, muchos de ellos en sus tiendas de campaña.

Delante de la cabaña los Thru-Hiker han hecho un gran fuego, para calentarse y secar la ropa y el calzado. Ya en nuestros sacos de dormir, el fuego ilumina el techo de madera del Shelter, mientras permanecemos en absoluto silencio, oyendo los sonidos de los animales. Pura magia...

Mañana ¡Dios dirá!

Posición en el Shelter:  45.271182, -69.916809 y 379 m de altitud


Sábado, 9 de Setiembre 

Pleasant Pond Lean-to a Horseshoe Canyon Lean-to

Aprovechando el escaso desnivel acumulado en el camino que tengo por delante, voy a intentar avanzar hoy unas 22 millas. Para ello, inicio el recorrido un poco antes de las siete de la mañana. La noche ha sido muy fría. Os diré que duermo dentro del saco con pantalones largos, camiseta, polar, gorro de lana y anorak. Y aún así, tampoco paso calor que digamos.

Cómo dificultad del día mencionar la subida a primera hora de la mañana a Pleasant Pond Mountain y, ya por la tarde, el ascenso a Moxie Bald Mountain.

En toda esta zona hay muchos lagos y ríos, con humedales y zonas pantanosas. Además ha llovido sin descanso estos días. Esto hace que, en las zonas sombrías, las piedras y raíces de los árboles del camino estén muy resbaladizas y haya que caminar con mucho cuidado.

Llego al Shelter ya de noche. Han sido 13 horas para recorrer 35 km, con apenas media hora de descanso para comer. Debo reconocer que he estado un poco agobiado a última hora, viendo que se me echaba la noche encima. No me gusta nada caminar a esas horas por el bosque, porque entraña un riesgo.

Pero todavía falta otro tramo por recorrer. Necesito agua y ésta se encuentra a unos 400 metros, ladera abajo. Duele, pero es inútil pensarlo y lamentarse... Afortunadamente otro Thru-Hiker también necesita agua y vamos juntos. Hay que tener muchísimo cuidado con alejarse del Shelter por la noche.

Un poco de cena fría y a intentar dormir.

¡Buenas noches!

Posición en el Shelter:  45.282683, -69.627632 y 275 m de altitud


En el día de hoy, Domingo, 10 de Setiembre 

Horseshoe Canyon Lean-to a Monson (AT Hiker Oasis Hostel)

Nuevamente la noche ha sido muy fría. Hoy no tengo prisa alguna. Apenas caminaré 9 millas hasta la ciudad de Moson, donde llego hacía el mediodía.

Lo primero comer algo y tomar un café. Aquí conozco a James y Deborah, con los que he estado hablando un rato, y que no pueden creerse que alguien venga caminando desde Georgia hasta Maine por la montaña.

Después encamino mis pasos hacía el hostel para Hikers. Aquí me atiende Bett, una persona muy amable y simpática. Me instala en una habitación ¡para mi sólo!. Aquí puedo asearme y lavar la ropa. Ella no solamente hace esto, sino que también me lleva en su coche a la ciudad de Greenville, situada unos 25 km al noroeste, para comprar la comida que necesitaré en los próximos siete días.

Organizo en mi mochila las provisiones que he comprado y estoy literalmente asustado del peso que debo llevar. Antes ya había más mochila que hombre, ahora ni os cuento…

Con lo que comprado en el supermercado, he cenado cómo para dos días, no vaya a ser que pase hambre en los días venideros…jjj.

A partir de mañana, habré de recorrer 160 km por el bosque sin que haya servicio alguno, pueblos o apoyo de ningún tipo. Un túnel de árboles que, en su salida, me dejará a las puertas de Katahdin, a un paso del final de esta "travesía honorable", como la ha definido un amigo de EEUU, de nombre Daniel.

Comparto los últimos momentos del día con Jaime y su pareja, ambos Thru-Hikers, acompañándoles mientras cenan. He comprado una botella de vino tinto Malbec, de Mendoza (Argentina) que he compartido con ellos y con Bett. Rico-rico…

¡Buenas noches!

Posición en el Hostel:  45.282680, -69.627487 y 275 m de altitud

Os dejo con la canción "Brindisi", de Luciano Pavarotti.

Un abrazo



jueves, 7 de septiembre de 2017

AT053-Stratton (Stratton Motel & Hostel) a Caratunk Kennebec River (Tent)

Hola amigos,

Os comento estos tres días en Appalachian Trail


Martes, 5 de Setiembre

Stratton (Stratton Motel & Hostel) a Little Bigelow Lean-to

No he podido dormir apenas nada durante la noche. Supongo que esto sucede cuando algo te preocupa mucho. Quizá sea la lata de gasolina que tengo junto a mí …jjj. Continúo con el estómago mal, aunque estoy mejor que ayer. Dudo entre quedarme otro día o avanzar. Parado no llegaré a ninguna parte, así que decido ponerme en marcha. Hay un Shelter cerca y, si me encontrara en malas condiciones, pararía allí.

Antes de partir me hago una fotografía con mis compañeros Thru-Hiker. Ellos no continúan, se quedan aquí, mientras que yo subo a una camioneta del Motel para que me acerque al Sendero. Inicio el día con una dura subida a South Horn Mountain, pero aún tengo delante lo peor de la jornada: Las dos cimas de Bigelow Montain, primero West Peak y después Avery Peak. En estas dos cumbres el frío, la espesa niebla y especialmente el fuerte viento del Norte, son los protagonistas cuándo paso por ellas.
Largo descenso hasta Safford Notch Campsite. Aquí medito entre instalar la tienda de campaña o continuar hasta el próximo Shelter. Me inclino por la segunda opción, a pesar de la distancia y de la montaña que debo salvar, Little Bigelow Mountain.

De nuevo en ruta y en un punto del camino, tengo la mala suerte de caerme en una zona pantanosa. Mis dos piernas han quedado de color negro hasta las rodillas en apenas un segundo. Me da alcance y rebasa una mujer de nombre Aby, que está haciendo un tramo del Sendero. Delante de mi tiene una caída en una roca, gracias a Dios sin consecuencias. Pero aún tendrá otro percance. Unos metros antes de llegar al Shelter debemos cruzar un río saltando sobre las piedras. Paso en primer lugar sin problema, pero ella tiene la desgracia de caer al río, al resbalar sobre una de las piedras. Afortunadamente su mochila no se ha mojado.

Llegamos a la cabaña prácticamente de noche y muy cansados. En mi caso, han sido 11,5 h las que he empleado en avanzar 24 km. Un gran fuego frente al Shelter nos permite recuperar un poco el ánimo mientras cenamos. Antes de dormir, limpieza general de mi persona en el río, como buenamente puedo, y a dormir.

Mañana Dios dirá…

Posición en el Shelter:  45.139231, -70.191176 y 557 m de altitud


Miércoles, 6 de Setiembre 

Little Bigelow Lean-to a West Carry Pond Lean-to

Ha estado toda la noche lloviendo. Con pereza los que nos encontramos en el Shelter vamos, poco a poco, incorporándonos para desayunar y ponernos en marcha. No tengo una idea clara del tramo a avanzar en el día de hoy. Llueve mucho y dependerá del camino.

Sobre las ocho de la mañana inicio el recorrido. El camino en buenas condiciones, aunque hay que caminar con cuidado porque la lluvia ha convertido las piedras y raíces de árboles en algo muy resbaladizo. Lo esperado en montaña, nada que ver con el pedregal de días pasados. Roundtop Mountain, es la única montaña digna de mención, la cual atravieso sin dificultad.

Antes, en el road Bog Brook, encuentro a unos Trail Ángels que tienen montadas varias carpas para ayudar a los Thru-Hiker. Me dan de desayunar dos sándwich de carne con tortilla, pastel y café. Aquí permanezco un buen rato. Uno de estos amigos ha estado en Córdoba y habla con mucho cariño de España. Thanks Trail Ángels!

Pasadas las 14h. llego al Shelter. Repongo fuerzas, mientras calibro la situación. Hasta la siguiente cabaña hay 10 millas, llueve sin tregua y no sé cuales serán las condiciones del camino. Podría llegar, pero haciendo un esfuerzo importante. Me pregunto,- ¿Qué necesidad tengo?. Ninguna…, así que me quedo aquí a pasar la noche.

El Shelter está situado junto a un gran lago, pero el día no permite disfrutar del entorno. Hay bruma y llueve. Descanso e incluso duermo un poco antes de cenar que, como casi siempre, consiste en fetuchini y frutos secos.

Aprovecho también la tarde para elaborar, a conciencia, dos listados que serán muy importantes en los próximos días. Dentro de unas cuatro jornadas recorreré un tramo de 160 km en los que no hay ningún pueblo, ni servicio alguno. Esto supone, de una parte, tener muy claro lo que debo coger y dejar mañana en la Post Office de la ciudad de Caratunk; y de otra, concretar muy bien la comida que he de llevar para este trayecto. 

Con el paso de las horas compruebo que la decisión de quedarme en esta cabaña ha sido acertada. Llueve con fuerza. Como siga el tiempo así, creo que imitaré a "trucos de magia" y compraré unas aletas y un traje de buzo. Presiento que este toro dará cornadas hasta el último minuto…, hasta el último metro. Aquí no hay nada fácil. ¡Esto es el Appalachian Trail amigos!

Buenas noches.

Posición en el Shelter:  45.158253, -70.099817 y 426 m de altitud


En el día de hoy, Jueves, 7 de Setiembre 

West Carry Pond Lean-to a Caratunk Kennebec River (Tent)

Nuevamente he dormido mal y poco. Toda la noche ha estado lloviendo a mares y aún lo sigue haciendo. Hoy tengo previsto avanzar hasta la ciudad de Caratunk. Son las siete cuando me incorporo, para desayunar y recoger el equipaje.

Inicio el recorrido a las ocho. La lluvia ha convertido buena parte del Sendero en una cadena interminable de pozos de agua y barro, especialmente en las zonas próximas a los lagos. Éstos, totalmente salvajes y con aguas cristalinas. El silencio es total y sobrecogedor, como si no hubiera vida alguna. Por lo demás, el camino sin desniveles y sin dificultad. Quizá el último tramo ha sido el más complejo, el que discurre junto al río.


Llego a las 14,30h a Kennebec River, un río grande y ancho que he de cruzar necesariamente para continuar mi camino y acceder a la ciudad de Caratunk, pero no puedo hacerlo por mis medios. He de usar un servicio de transbordo, que para mi desgracia sólo funciona de 9 a 14 horas. He llegado tarde, así que debo instalar la tienda de campaña y a esperar a mañana. Tengo cierta inquietud por el hecho de que no haya aquí ningún Thru-Hiker. Me pregunto dónde han quedado los que estaba en el Shelter esta mañana.

En este lugar hay un cartel indicando un número de teléfono, pero mi móvil no tiene cobertura, a 500 metros de la ciudad de Caratunk. ¡Es la leche! Espero no tener mañana problema alguno para pasar el río.

Tenía previsto alojarme en el hostel de esta ciudad y lavar toda mi ropa. Estoy hecho un asco de suciedad. Llevo dos días caminando con los pies mojados y quería también haber secado el calzado, pero todo ello no podrá ser.

Esta noche no tengo ganas de cocinar nada para cenar. Entre este contratiempo del río y otras cosas no estoy con humor.

A ver cómo se presenta el día de mañana...

Posición en Kennebec River (Tent):  45.235702, -70.002457 y 173 m de altitud

Hoy he tenido en el pensamiento a un hombre que estuvo arriba, y estuvo también abajo, como si de un montañero se tratara. Me refiero a Mike Kennedy. Para aquellos que no lo sepan, decirles que a Mike lo recogió de la indigencia y lo acogió en su casa una fan de Vitoria-Gasteiz. Os dejo con su mayor éxito "Black is black", de Los Bravos. Una magnífica canción que siempre estará de moda por su fuerza y calidad.

Un abrazo



lunes, 4 de septiembre de 2017

AT052-Bemis MountaiLean-to a Stratton (Stratton Motel & Hostel)

Hola amigos,

Os comento estos cuatro días en Appalachian Trail


Viernes, 1 de Setiembre

Bemis Mountain Lean-to a Rangeley (Farmhouse Hostel)

Por la noche ha hecho muchísimo frío. He dormido incluso con el anorak puesto y ahora mismo, cuándo son pasadas las seis de la mañana me cuesta hasta atar los cordones de las botas. El día promete ser muy frío. Desayuno, recojo mis cosas y me despido de Chris con un abrazo.

Hoy tengo intención de caminar algo más de 17 millas. Según mi libro de viaje no hay grandes desniveles y, en principio, lo veo posible. Me gustaría poder llegar a la ciudad de Rangeley, alojarme en el hostel y comprar ropa de abrigo. Pienso que la que tengo no será suficiente en los días venideros.

El camino en buenas condiciones, magníficas diría yo, si lo comparamos con días precedentes. De todo el trayecto, quizá la más "doloroso" por lo inesperado, ha sido la subida al road Maine 17, que enlaza con la ciudad de Oquossoc. Pequeña, pero matona...

El resto, hasta el road Maine 4, sin grandes dificultades ni desniveles significativos, aunque se me ha hecho muy largo. Realmente lo es, ya que estamos hablando de trece millas. Lo peor del día, con diferencia, ha sido el intenso frío, acrecentado por el viento del Norte.

En el Hostel me encuentro con Chris y Ricardo, que están aquí alojados. Después de saludarnos, él me invita a cenar con ellos, algo que acepto encantado. Tras esperar un rato a que me duche e instale, nos vamos en su coche a un restaurante realmente precioso, un edificio completamente de madera, muy bien decorado y con un servicio excelente, sumamente acogedor. Por primera vez desde que estoy en EEUU puedo cenar en un restaurante de calidad, y además, en compañía de dos personas muy amables y cultas. ¡Y con un vino Malbec "La Madrid" estupendo!. Hoy ha sido un día difícil, pero con un final inesperado y magnífico. Thank very much Chris & Ricardo!

¡Buenas noches!

Posición en el Hostel:  44.945170, -70.635150 y xxxx m de altitud


Sábado, 2 de Setiembre 

Rangeley (Farmhouse Hostel) a Logging Road (Tent)

A primera hora de la mañana una persona del Hostel se encarga de llevarme al Appalachian Trail. El día está frío, pero luce el sol. Me espera una larga subida, primero hasta la cima de Saddleback Mountain, y después, hasta The Horn Montain. Desde aquí un descenso muy pronunciado con tramos técnicos y difíciles, para volver a subir hasta Saddleback Junior. El resto de la jornada será prácticamente todo bajar. Nuevamente, todo el día sólo, sin ver a nadie, salvo algún Thru-Hiker procedente del Norte, con el que me he cruzado.

En un claro, instalo la tienda de campaña, preparo la cena y a dormir. No me siento bien del estómago. Estoy pensando seriamente en hacer un día de descanso.

A ver mañana cómo me encuentro...

Posición en la Tienda:  44.974224, -70.375465 y 698 m de altitud


Domingo, 3 de Setiembre 

Logging Road (Tent) a Stratton (Stratton Motel & Hostel)

A las 6,30h inicio el recorrido. Quiero llegar a la ciudad de Stratton y alojarme en el hostel. El día amanece cubierto y las previsiones son de lluvia, frío y algo de viento del Norte. Viendo el libro de viaje y cómo me encuentro, estoy seguro de que la jornada va a ser muy dura.

Como todos los días y para desayunar, una larga subida, en esta ocasión al afilado pico de nombre Spaulding Mountain. Desde aquí, fuerte descenso inicial, para después continuar descendiendo de forma moderada hasta Caribou Valley Road. Sigue lloviendo y haciendo frío.

Hago un descanso y repongo fuerzas para afrontar una durísima subida a las dos cimas de Crocket Mountain. Me siento mal del estómago y algo mareado. Inicio un largo descenso que me llevará al road Main 27, que enlaza con la ciudad de Stratton.

Llueve cuándo me dirijo a la carretera para hacer autostop. Sin solicitarlo, se detiene una camioneta, tipo pick-up. Al volante, David, un chico joven, que se ha de bajar del coche para subir mi mochila, porque yo soy incapaz de hacerlo de lo cansado que estoy. Él me lleva hasta el Hostel. Thanks David!, mi Trail Ángel de hoy…

En el Motel/Hostel no hay sitio, pero no me dejan tirado. Permiten que pase la noche en el almacén de los trastos. Así que aquí estoy, recostado en mi colchoneta, dentro del saco, junto al cortacésped,….jjj, tratando de entrar en calor, ya decidido a hacer al menos un día de descanso. Estoy muy castigado y he de reponerme.

Debo tener una pinta de famélico que no veas. En la cocina, hablo con un chico de Luxemburgo que está preparando la cena. Cuando él termina y sin dudarlo, me ofrece la mitad de lo que ha cocinado. Otro Thru-Hiker me ofrece dos vasos de vino tinto de California. ¡Gracias amigos! A esto, sólo añadir un par de tazas de infusión de manzanilla.

Algo mareado me dirijo a mi "suite royal", ubicada en una caseta anexa al edificio principal que hace las funciones de Motel. Finalmente seremos tres a dormir en este lugar. Espero no pasar frío, ya que el edificio no tiene ventanas, solo mosquiteras. No estoy bien, aunque un poco mejor que cuando he llegado.

¡Buenas noches!

Posición en el Hostel:  45.140874, -70.443728 y 359 m de altitud


En el día de hoy, Lunes, 4 de Setiembre 

Stratton (Stratton Motel & Hostel) *Descanso*

Acostumbrado a levantarme pronto, hoy tampoco lo he podido evitar, así que me acerco a la cocina para preparar una infusión. Sigo débil y con dolor de estómago, por lo que definitivamente estaré otro día más en este lugar. Regreso a la "cama", esta vez para permanecer hasta pasadas las diez de la mañana.

En la ciudad hay un laudromat, no muy lejos del Hostel. Es una oportunidad para lavar la ropa, saco, etc.. Este tipo de servicio no es normal en España y la verdad es que me gusta. El coste no varia mucho de un sitio a otro. Se paga por el jabón $1, por el lavado $2,50 y por secado $0,25 para un tiempo de 5 minutos. Normalmente con diez minutos la ropa queda totalmente seca.

Compro alimentos para cocinarlos yo mismo en el Hostel. La mejor carne que he encontrado, patatas, pan, mermelada, fruta, yogures, etc.

Después de comer, regreso nuevamente a mis aposentos a descansar y hablar un largo rato con mi hermano Imanol. Más tarde conoceré a Cristina, una mujer de Seattle, que está también haciendo un tramo del Appalachian Trail.

A última hora de la tarde ya empiezo a sentirme mejor. Si sigo mejorando mañana reanudaré el camino, aunque está previsto mal tiempo. Haré un tramo corto, para ver cómo responde el cuerpo. De salida, me espera una montaña alta, con dos cimas, entre las cuales pretendo finalizar la jornada de mañana. 

¡Buenas noches!

Posición en el Hostel:  45.140874, -70.443728 y 359 m de altitud

Os dejo con la canción "Lost on you", de LP 

Un abrazo



jueves, 31 de agosto de 2017

AT051-Eyebrow Trail (Tent) Bemis Mountain Lean-to

Hola amigos,

Os comento estos dos días en Appalachian Trail


Miércoles, 30 de Agosto

Eyebrow Trail (Tent) a Andover (Hostel Pine Ellis Hiking)

Visto lo de ayer, me temo para hoy más de lo mismo. Desmonto la tienda y recojo todas mis pertenencias para iniciar el camino sobre las siete de la mañana. He pasado algo de frío. Dónde me encuentro el verano puede decirse que se ha terminado. Gracias a Dios no llueve.

Larga y ardua subida a las cimas de Baldpate Mountain, primero la Oeste y más tarde la Este, para descender por un sendero de piedras a la cima de Surplus Mountain. Desde esta cima una larga bajada hasta el road que enlaza con Andover.

Aquí hago autostop para ir a la ciudad, donde tengo previsto pasar la noche. En esta ocasión he de esperar un largo rato hasta que se detiene un automóvil. Una pareja, de nombres Alfred y Judith, me acercan hasta la ciudad. Thanks Trail Ángels!

En Andover tengo posibilidad de instalar la tienda de campaña de forma gratuita, pero he preferido pagar un dinero y alojarme en el Hostel Pine Ellis Hiking, asearme y dormir en una litera. Necesito recuperarme. Por la noche, en el salón del hotel, la dueña al mando de un acordeón y, un amigo suyo, con la guitarra, nos han mantenido entretenidos con sus canciones. ¡Muy bien!

Espero que mi rodilla y especialmente la mano estén mejor mañana. Ambas cosas las necesito en condiciones para bajar por esas cuestas tan pronunciadas. Aún quedan muchos días de montaña hasta llegar a las llanuras de Maine.

¡Buenas noches!

Posición en el Hostel:  44.633877, -70.755481 y 225 m de altitud


En el día de hoy, Jueves, 31 de Agosto 

Andover (Hostel Pine Ellis Hiking) a Bemis Mountain Lean-to

A primera hora de la mañana, un automóvil del hostel nos acerca al Appalachian Trail para retomar el camino. El establecimiento no tiene ningún lujo, pero queda compensado por la amabilidad y los servicios que proporciona a los clientes.

Para empezar, toca una larga y ardua subida a Surplus Pond, previa a la cima de Wyman Mountain, para bajar en picado a Sawyer Notch. Nueva subida fuerte a Moody Mountain para bajar de nuevo a South Arm.

Hago aquí un descanso para comer y reponer fuerzas. El "up and down" del Appalachian Trail parece que no tenga fin. Por delante, una dura y prolongada subida a Old Blue Mountain. Debo decir que parece ha quedado atrás el tortuoso y peligroso camino de piedras de días atrás. Desde esta cima y hasta el Shelter, estas seis millas se me han hecho eternas. Llego a la cabaña al anochecer, con dolor de estómago y frío. 

Creo que he contraído por tercera vez la enfermedad ésta que provoca el norovirus de los Shelter, debido a la suciedad. Esta bacteria provoca dolor de estómago, nauseas y cierta debilidad. Desaparece en unos tres días. A pesar de no tener ganas de cenar, cocino pasta, sencillamente porque debo comer.

Aquí conozco a Chris y Ricardo, de Chicago, ambos médicos y que hablan español. Ellos están unos días haciendo un trail por Maine, para luego continuar en Virginia. También coincido con "anvil", el militar retirado ¿recordáis?, a quién no veía desde el 1 de Agosto. Él no se queda, simplemente rellena sus botellas de agua y continua el camino.

Cierro hoy el cuarto mes en Appalachian Trail. Han sido 123 días seguidos metido en el bosque, en un continúo subir y bajar montañas. Humildemente pienso que, ni yo mismo puedo creerme que haya sido capaz de llegar hasta aquí. Cierro este cuarto curso para entrar mañana en el último año, dentro de mí particular licenciatura de montaña.

En esta recta final, debo asegurar lo conseguido hasta este momento. Sería un golpe psicológico enorme para mí, que por un sobreesfuerzo que desembocara en una lesión o una imprudencia, tuviera que abandonar Appalachian Trail después de todo lo que he pasado. Mi intención es llegar a Katahdin el 20 de Setiembre. Por ello, adecuaré el ritmo a los kilómetros y días que se me quedan, tratando siempre de tener en mi haber, las mejores opciones que se me presenten. En definitiva, no arriesgar en la medida que esto sea posible.

¡Buenas noches!

Posición en el Shelter:  44.786489, -70.771222 y 1016 m de altitud

Os dejo con la canción "The man comes around", del gran Johnny Cash

Un abrazo


martes, 29 de agosto de 2017

AT050-AMC Madison Spring Hut a Eyebrow Trail (Tent)

Hola amigos,

Os comento lo que han sido estos últimos días en Appalachian Trail


Sábado, 26 de Agosto

AMC Madison Spring Hut a Imp Shelter

Ayer le dije a la encargada de este hotel que, hoy por la mañana, no podría quedarme a realizar las tareas, porque he de ir sin falta a la Post Office de Gorham. Es sábado y, si no voy hoy, tendré que estar parado en esta ciudad hasta el lunes. Ella lo entiende y me libera de los trabajos. Así que salgo del Hut con las primeras luces del día.

En apenas tres horas logro llegar al road que enlaza con la ciudad de Gorham. Nuevamente hago autostop para ir a la ciudad. No tarda mucho en detenerse una furgoneta. Al volante quién más tarde se presentará como Mike. Le explico que necesito ir a la Oficina Postal. Accede a llevarme y lo hace hasta la misma puerta. Thanks Mike! Trail Ángel...

Una vez en la oficina, reenvío mis dos cajas unas 150 millas hacía el Norte, ya en el Estado de Maine. Al no abrir las cajas, no cobran por el reenvío, aunque en alguna ciudad lo han hecho; por ejemplo, en Hamburg, a pesar de mi protesta. El correo postal es un servicio federal y no puede haber normativas diferentes en cada Estado, por lo que la empleada que hizo el cobro en esa ciudad no actuó correctamente.

Aprovecho para comer algo y regreso de nuevo al Appalachian Trail. Esta vez la persona que me "deposita" en el Sendero se llama Amy. Thanks Trail Ángel…!

Por delante una dura subida a Wildcat Mountain, para pasar por sus cuatro cumbres D, C, B y A. Fuerte descenso al Hut Carter Noth, dónde descanso un rato y vuelvo a comer. Durísima subida a Carter Dome. Después vendrán los pronunciados descensos, primero desde Hight Mountain y más tarde desde North Carter Mountain hasta el Shelter. Estoy literalmente sin energía alguna. Hoy ha sido un día muy difícil. Tengo la rodilla derecha mal, con dolor. Me preocupa...

¡Buenas noches!

Posición en el Shelter:  44.328739, -71.149875 y 979 m de altitud


Domingo, 27 de Agosto 

Imp Shelter a US.2 Gorham (White Mountains Hostel)

Hoy tengo previsto hacer pocas millas y no tengo prisa, así que inicio mi recorrido sobre las ocho de la mañana. Como principal escollo del día: Moriah Mountain. Fuerte subida aunque no muy prolongada, por fortuna. Después vendrá un largo y progresivo hasta el road que enlaza con Gorham.

Mi intención era quedarme hoy en Hikers Paradise, pero este hostel está cerrado. Son las dos de la tarde y no sé dónde poder alojarme en esta ciudad. Decido ir a comprar provisiones, comer en algún sitio, avanzar unas millas e instalar la tienda de campaña para pasar la noche.

Pero este plan cambiará en apenas media hora. El destino me tiene reservado algo mejor. Veo que hay un supermercado Vallmart a una milla al Norte de donde me encuentro. Hago autostop y una persona de nombre Mike, detiene su coche y me acerca a ese lugar, dejándome en la misma puerta de entrada. Thanks Mike! Trail Ángel

No hago más que entrar en el Market y me encuentro con "tiger", al que no había visto desde hace al menos un mes. Le acompaña otro Thru-Hiker que no conozco. Me alegra mucho verle. Él se hospeda en otro hostel que hay en la ciudad, de nombre "White Mountains" y me dice que a las 15,30h acudirá al supermercado una furgoneta para llevarles al hostel. No sabe si habrá sitio para mí, pero aún así decido ir con ellos, simplemente porque no tengo una opción mejor y nada que perder.

Llegamos al Hostel y hay sitio para alojarme. Como decía, mi suerte ha cambiado y el destino ha querido que hoy pase la noche en este lugar. Un establecimiento sencillamente magnífico, limpio, bien cuidado y con habitaciones estupendas, en las que no faltan unas sábanas limpias y sus correspondientes edredones. Mi apartamento, podría llamarlo así, consta en su planta baja dónde me encuentro, de una litera con dos camas, dos sofás, una pequeña cocina y mesa para comer. En el piso superior tres camas independientes y el baño. Sin duda, un buen lugar, y además sin ruido.

Recostado aquí en el sofá pienso en que, hoy y mañana, representan un antes y un después en el Appalachian Trail. ¿Por qué pienso esto? Pues simplemente porque hoy es el último día en New Hampshire y mañana será el primer día en Maine, el último Estado por recorrer en esta "loca" travesía, algo que psicológicamente espero jugará a mi favor, sin duda.

¡Buenas noches!

Posición en el Hostel:  44.399529, -71.112050 y 127 m de altitud


Lunes, 28 de Agosto 

US.2 Gorham (White Mountains Hostel) a Carlo Col Shelter

Cómo ya adelantara ayer, el hostel donde he pasado la noche es sencillamente magnífico en todos los aspectos, servicio, limpieza, etc.

Inicio el recorrido sobre las siete y media de la mañana, hoy de forma suave y sin desniveles. Pero esta bonanza dura muy poco en New Hampshire. Apenas ha pasado una milla y ya tengo delante Hayes Mountain, con una difícil y larga subida. Después habré de sortear Cascade Mountain, Wockett Legge y Sucess Mountain. En resumen, una jornada complicada, en un continuo "up and down" . Señalar como peligroso el ultimo tramo, el que conduce al Shelter Carlo Col, poco después de cruzar la frontera que separa Maine de New Hampshire. De este último Estado, diré que no habido respiro. Todos y cada uno de los días han sido duras jornadas de montaña, con un camino (por llamarlo de alguna forma) difícil de seguir y también peligroso en muchos puntos.

En el Shelter vuelvo a coincidir con "tiger". Preparo mi cena y a descansar. Mañana Dios dirá…

Posición en el Shelter:  44.488528, -71.016230 y 917 m de altitud


En el día de hoy, Martes, 29 de Agosto 

Carlo Col Shelter a Eyebrow Trail (Tent)

Después de despedirme de "tiger", que permanece aun en el Shelter, me pongo en marcha a las seis y media de la mañana. Antes he mirado el perfil del recorrido que tengo por delante y no presagia nada bueno. Hace frío…

Inicio el camino subiendo a Mt. Carlo. Después vendrán la cumbre Este de Goose Eye Mountain, y un poco más adelante su cima Norte.  Desde aquí la bajada hasta Mahoosuc Notch Trail, con grandes piedras, mucha pendiente y muy difícil.


Pero esto no es nada comparado con lo que me aguarda más adelante, en un tramo de alrededor de medio kilometro, que discurre en la parte baja de la montaña, junto al río. Grandes piedras, con pasos muy técnicos y de un gran peligro. En dos puntos he tenido incluso que pasar la mochila arrastras por agujeros entre las piedras, para poder avanzar. He tardado hora y media en recorrer este pequeño tramo. Creo que este dato da una idea de la dificultad. Aquí he tenido una caída, que de milagro no ha sido grave. Un compañero que en ese momento se ha cruzado conmigo me ha ayudado. La caída se ha saldado con lesiones en la mano derecha, especialmente en la muñeca. Toca sufrir un poco más … Seguro que Sonia Ibáñez, mi admirada Thru-Hiker, recuerda este peligroso paso, entre las millas 1915 y 1916.

Un rato de respiro para serenar el cuerpo mientras como unas barras energéticas e inicio el ascenso a Mahoosuc Arm Mountain. Su verticalidad ha requerido de un enorme esfuerzo. Agarrado a las raíces de los árboles, y a los propios árboles. Así he subido en muchos de trayecto. Una vez arriba, toca bajar. Una verdadera tortura para las rodillas y la mano derecha.

Al llegar al Shelter Pond Campsite, ubicado junto a un lago de montaña, vuelvo a comer y descanso un rato antes de avanzar otras cuatro millas. Pasadas las siete de la tarde veo un claro junto a un río y decido montar la tienda de campaña. Estoy reventado. Han sido necesarias más de doce horas para avanzar 22 kilómetros. Preparo pasta para cenar y a dormir. Espero recuperarme para mañana…

¡Buenas noches!

Posición en el Tienda:  44.590623, -70.949974 y 472 m de altitud

Os dejo con la canción "It always will be", de Willie Nelson 

Un abrazo