EL SENDERO DE LOS APALACHES: Georgia…North Carolina…Tennessee…Virginia…West Virginia…Maryland…Pennsylvania…New Jersey…New York…Connecticut…Massachusetts…Vermont…New Hampshire…Maine

miércoles, 31 de mayo de 2017

AT016-Abingdon Gap Shelter a Damascus

Hola amigos,

Me levanto al alba porque quiero llegar lo más pronto posible a Damascus. Desayuno, recojo mis pertenencias y me pongo en marcha sobre las 7,30 horas, para recorrer apenas 10 millas, sin ningún tipo de desnivel digno de mención.

Sobre las 10 de la mañana cruzo la frontera que separa Tennesse de Virginia. Apenas una línea de piedras en el camino, rematado con un cartel indicador de este hecho. Dejo atrás Cherokee National Forest para adentrarme en Mount Rogers Nra. Jefferson National Forest.

Cuatro horas mas tarde llego a Damascus. Pregunto por The Place, el hostel de la Iglesia Metodista, que curiosamente varias personas a las que consulto no saben dónde está situado. Una vez en el hostel, me encuentro con que no abren hasta las 13 horas. Aquí coincido con José "Cuatro pelos". Decidimos ir a comer mientras abren el hostel. Antes, acudo a la Post Office para reenviar mi caja a Waynesboro (Virginia), ubicada en la milla 862, algo que realizo sin coste alguno, por no abrir la caja.

Localizamos un restaurante magnífico junto al río. Pido una hamburguesa grande con patatas fritas y, debo decir, que estaba estupenda, la mejor que he comido en EEUU, sin duda.

Ahora toca registrarse e instalarse en el hostel y, después, lavar y secar toda la ropa. Esto último, no es posible hacerlo en este hostel de la Iglesia, por lo que hemos tenido que cruzar toda la ciudad con la ropa sucia para ir a otro hostel, dónde sí nos han hecho este trabajo.

Hablo un rato grande con Sonia, mi admirada Thru-Hiker y me ha hecho mucha ilusión. No le ha dado tiempo a enviarme su paquete desde España, pero lo hará en los próximos días a otra Post Office. Le he pedido que sea un cordero con las alforjas llenas de Ribera del Duero…jjj ¡¡Muchas gracias Sonia!!

Son las 16,30h y se está desatando una tormenta. No hay tregua. Toca esperar a que pase la lluvia para ir a comprar comestibles e ir después a cenar.

Hoy se cumple un mes desde que comencé el Appalachian Trail. Echo la vista atrás y me parece increíble la cantidad de dificultades que he sorteado en estos 755 km recorridos, cuesta arriba, cuesta abajo, sumergido en un mar de árboles. La mayor parte del tiempo solo, con mis pensamientos, mis inquietudes, mis sueños y los animales, especialmente los pájaros. En las ocasiones más duras, poniendo mi cabeza fuera de lo que estaba viviendo, para ser capaz de aguantar y seguir hacía adelante.

Mientras me dirijo a Damascus pienso en que el Appalachian Trail se asemeja de algún modo a una licenciatura de cinco años, en este caso de montaña. A lo largo de este mes he superado lo que podría ser el primer curso, quizá el más difícil. Y pienso que los primeros días, en los que viví situaciones muy duras, fueron las pruebas de acceso, las pruebas de selectividad, un periodo en el que llegué a perder 4 kilos en 5 días, debido a una combinación de esfuerzo y estrés. 

En este primer curso he tenido muchos compañeros de clase, compañeros de viaje con los que he compartido todo tipo de situaciones, buenas y malas. Algunos estamos aquí, en el mismo punto. Otras han quedado atrás, han renunciado a su sueño, o simplemente se acercaron al Appalachian Trail para realizar un tramo. Y también habrá quien haya avanzado más que nosotros.

En este tiempo he echado mucho de menos a mi familia, a mis amigos; en definitiva, a todas las personas a las que quiero. Y también, nuestro modo de vida, nuestras comodidades, a veces excesivas, algo que cuando las tienes a mano no las valoras en absoluto, pero que, cuando no tienes nada, cuando estás solo en la mitad de la noche, con tus miedos incluso, las sientes intensamente con nostalgia, con esa nostalgia que hiere, como la del que ha perdido a un ser querido.

Atrás quedan los magníficos y cuidados bosques y montañas de Georgia, atrás quedan las imponentes montañas de Smoky Mountain National Park y atrás queda Cherokee National Forest.


Aqui estoy, dispuesto a abrir mi segundo curso, mi segundo mes en esta ruta de leyenda, con ilusión, con ganas, con mis múltiples dolencias incluso, y con la fe y el compromiso inquebrantable con lo que estoy haciendo.

Posición en el Hostel: 36.633901, -81.787363 y 593 m de altitud

Os dejo con la canción "The Glamber" de Kenny Rogers, que a mí me encanta. Es una de las canciones más bonitas de la música country.

Un abrazo


martes, 30 de mayo de 2017

AT015-Watauga Lake Shelter a Abingdon Gap Shelter

Hola amigos,

Os paso un resumen de que han sido estos dos últimos días.


Lunes, 29 de Mayo

Watauga Lake Shelter a Iron Mountain Shelter

Durante la noche merodean los animales alrededor del Shelter. Es noche cerrada, muy oscura, pero puedo ver sus ojos brillando en la oscuridad. Se mueven despacio. Tengo la sensación de que pueden verme, de que me observan. De fondo el ruido del río, que pasa a escasos metros y que descarga sus aguas en el lago. Es muy probable que estos animales se dirijan a beber agua al río, protegiéndose con la oscuridad que les proporciona la noche.

Como ya indicara en mi post anterior, el Shelter se encuentra dentro de un área restringida, por la gran cantidad de osos que aquí habitan. Tengo toda mi comida colgada de un árbol, mi mochila colgada de un gancho de hierro en el frente de la cabaña, y yo, colgado de la preocupación por saber de que animales se trata. Permanezco en el más absoluto silencio observando sus movimientos.


Sin incidente alguno y después de recoger todas mis cosas, sobre las nueve de la mañana me pongo en marcha, recorriendo la 0orilla Norte del lago Watauga, mientras voy ascendiendo poco a poco a Minor Summit. Las vistas del lago son magníficas.

El recorrido de hoy no tiene grandes desniveles, por lo que la jornada ha sido llevadera, aunque me sigue doliendo mucho el costado. Esto me va a dar mucho "la lata".

Al llegar a mi destino me encuentro en el Shelter con "Poco" ¿Le recordáis? Me ha alegrado mucho verle. Al rato, llegan otros Thru-Hikers, entre ellos, José, con nickname "Cuatro pelos". Es un chico de California, con raíces en México. Nos conocíamos de vista, pero hoy es la primera vez que hablo con él, además sin barreras, porque habla español. También se dirige a Maine. Al final, vamos un grupo que nos conocemos todos, aunque avanzamos cada uno en función de nuestras fuerzas y posibilidades. Aquí me he enterado también de que Yves viene un poco por detrás, probablemente siete u ocho millas.

Voy a procurar descansar lo máximo posible, a ver si mañana estoy mejor. Oigo cantar un pájaro sobre todos los demás. Su nombre en inglés: owl

¡Buenas noches!

Posición en el Shelter: 36.435357, -81.991014 y 1164 m de altitud


En el día de hoy, Martes, 30 de Mayo

Iron Mountain Shelter a Abingdon Gap Shelter

Hoy me pongo en marcha sobre las 7,30 horas. Quiero avanzar todo lo que pueda para situarme lo mas cerca posible de Damascus, de forma que pueda llegar mañana a esta ciudad hacía el mediodía.

La jornada es larga, pero sin grandes desniveles, lo que hace que sea un placer caminar por senderos y bosques magníficamente cuidados. Hoy también, en un "road", Trail Ángels anónimos han dejado comida para nosotros. Cheetoss y manzanas. ¡Gracias amigos!

Cómo anécdota del día os contaré que he tenido un encuentro "bis a bis" con una serpiente de cascabel. Me la he encontrado en medio del sendero, sin apenas darme cuenta de su presencia, mimetizada con el entorno. Entre ella y yo apenas metro y medio. Enroscada, con la cabeza erguida y sonando el cascabel con fuerza, como si estuviera rabiosa por haberla importunado. ¡Me he quedado helado! Este es un bicho muy peligroso. Poco a poco me retiro hacía atrás, mientras observo lo que hace. Comprendo que no tiene intención alguna de moverse, por lo que doy un rodeo por su izquierda hasta recuperar mi camino.

Hoy coincido con José, nickname "Cuatro pelos", que ha vivido el mismo episodio con la serpiente de cascabel, un poco antes que yo.

Ha sido llegar al Shelter y ponerse a llover intensamente. Gracias a Dios de esta me he librado. Además de José y yo, hay otras dos personas más en este "hotel rural". Para conseguir agua hay que bajar por una ladera aproximadamente 500 metros y, volver a subir lógicamente. Pienso que el letrero que indica "water", debería de indicar "trail water".

He leído en alguna revista que la Iglesia Metodista de Damascus permite el alojamiento a un número determinado de Thru-Hiker. Intentaré ser una de esas personas y tener así el privilegio de conocer el modo de vida de esta Comunidad.

Tengo mucha curiosidad e ilusión por saber lo que me ha mandado Sonia a la Post Office de Damascus. Ummmmhh,- ¿Qué será…? 

Hasta mañana...

Posición en el Shelter: 36.581141, -81.901910 y 1151 m de altitud

Os dejo con la canción "The devil went down to Georgia" de The Charlie Daniels Band

Un abrazo



domingo, 28 de mayo de 2017

AT014-Elk Park a Watauga Lake Shelter

Hola amigos,

Por fin, ayer sábado tuve la oportunidad de acudir a un centro médico para que me miraran el golpe en el riñón. Hablando del problema que tengo con el dueño del hostel, este llamó a una Clínica privada, situada en la ciudad de Elisabethton, para ver si me podían atender en el Servicio de Urgencias. Siendo la respuesta de éstos positiva, se ofreció a llevarme hasta ese lugar, cosa que finalmente hizo un chico de nombre David, que se encuentra unos días trabajando en el hostel.

Me hicieron un reconocimiento completo, con análisis, radiografías, etc. siendo el resultado provisional que el riñón no presenta daños; pero sí, una costilla que está contusionada y con toda la zona muy inflamada, aunque en principio no se aprecian fisuras o roturas. El resultado final me lo darán mañana lunes por teléfono, una vez que los especialistas analicen en detalle todas las pruebas.

El Radiólogo me indicó que harán falta unos dos meses para que me recupere; eso sí, en condiciones normales. Con una mochila a acuestas no sé yo… El caso es que ahora estoy más tranquilo sabiendo que no hay roturas y, el dolor, pues habrá que lidiar con él hasta que desaparezca.

Estoy asegurado en la Federación Francesa de Alpinismo y, debo decir, que no he tenido el más mínimo problema administrativo en este hospital para ser atendido. Tampoco me han solicitado aportación económica alguna. Ellos se encargan de todo con la Federación. ¡Así da gusto!

En el viaje a esta ciudad tuve la oportunidad de observar como están configurados los pueblos, con casas generalmente de madera, muchas de ellas prefabricadas, sencillas y algunas muy originales. Diseminadas, aquí y allá, sobre pequeñas colinas y césped muy bien cuidado, sin muros ni vallas de ninguna clase e integradas con el bosque.

El coche es absolutamente necesario para ir a todos los sitios. Nadie rebasa los limites de velocidad establecidos y conducen con mucha tranquilidad, en muchos casos en grandes camionetas tipo pick-up. Hay una sensación de calma, de paz y de libertad increíble. Se puede respirar. Como dato os diré que la gasolina está a 0,50€/litro.

En cuanto a la gente con la que he tenido oportunidad de convivir, me ha sorprendido mucho su amabilidad y cordialidad. Les encanta hablar y, os digo, que te puedes incorporar a una mesa, o a una conversación, con un mínimo pretexto o motivo, porque yo lo he hecho en varias ocasiones. La gente se saluda e intercambia unas palabras, aunque no se conozcan de nada. Me gusta lo prácticos que son. Aquí puedes ir, o vivir, como quieras, que nadie te dirá nada, ni te mirara mal, siempre que respetes a los demás.

Como en todos los lugares del mundo tienen sus normas y sus leyes, que a veces nos pueden parecer extrañas, pero que debemos comprender. Por ejemplo, en la ciudad de Elk Park, perteneciente al Condado de Carter, está prohibida la venta de alcohol. En otros lugares, los restaurantes no sirven bebidas alcohólicas (ni siquiera una simple cerveza), pero la puedes comprar en la tienda de al lado y llevarla al restaurante para beberla allí.

Sigo con problemas en los móviles. Además de la cobertura, el terminal que utilizo para enviar textos al blog, tiene la pantalla rota y es un lío para escribir. A ver si lo puedo solucionar en Damascus, que es una ciudad grande, dentro de unos días. Por lo demás, voy avanzando, poco a poco, hoy con más ánimo, ya que no ha llovido, aunque lo ha hecho por la noche, con una fuerte tormenta. En los próximos días se prevé buen tiempo y eso, como digo, hace que me sienta más animado.

Watauga Lake
No sabría explicar la razón, pero tengo muchas ganas de entrar en el Estado de Virginia. Es como si quisiera dejar atrás todas las dificultades y malos momentos pasados en Carolina del Norte, aunque también los he pasado buenos.

Para finalizar os diré que mi estómago llega hasta las cejas. Es algo increíble. No puedo dejar de comer todo aquello que se presenta ante mí, me da igual lo que sea y el color que tenga. Antes de iniciar el Appalachian Trail me gustaba (y me sigue gustando...,) la buena comida, pero ahora soy un gran aficionado a la comida, a secas. En la Clínica di un peso de 73,5 kg, lo que supone que he perdido 5 kilos en prácticamente un mes y que estoy 8 por debajo de mi peso.

Hoy duermo solo en una pequeña cabaña, a orillas del lago Watauga, dentro de un área restringida por la gran cantidad de osos que habitan aquí. Hay carteles advirtiendo del peligro por todos los lugares, incluso me lo han dicho en persona.

Mañana a ver cómo se presenta el día…

Posición en el Shelter: 36.313959, -82.129510 y 610 m de altitud

Os dejo con la canción "Litle girl of mine in Tennessee" de Jerry Douglas & Sam Bush & Bela Fleck

Un abrazo


viernes, 26 de mayo de 2017

AT013-Erwin (Hostel Jhonny’s Nolichucky) a Elk Park

Hola amigos,

Os paso un resumen de lo acontecido estos últimos días. Sigo sin disponer de cobertura de móvil, de una forma estable y suficiente. Espero que esta situación mejore, al menos un poco, una vez me adentre en el Estado de Virginia.

Martes, 23 de Mayo

Erwin (Hostel Jhonny's Nolichucky) a Cherry Gap Shelter

Con más peso en la mochila, por la comida comprada para varios días, salgo del Hostel a las 9 de la mañana. Antes he intentado realizar algunas llamadas por WhatsApp aprovechando la WiFi del hostel, pero no ha sido posible.

Se prevén varios días seguidos de mal tiempo y por esta razón he decidido llevarme la ropa vieja que me dio ayer Morgen. Presiento que la voy a necesitar.

Sin mayores problemas hasta Gurley Maple Gap Shelter, distante 4 millas, donde repongo fuerzas. Desde aquí son 13 las millas a recorrer hasta mi destino.

No ha pasado siquiera media hora cuando comienza a llover constantemente y con fuerza. El camino en muchos puntos es un río, por el que es inútil tratar de no mojar el calzado y los pies.

Por el camino me encuentro con Yves. Me alegra mucho verle, ya que le hacía más atrás. Hablo un poco con él y le adelanto. Quedamos en vernos en el Shelter.

La subida a Unaka Mountain (1579 m) un auténtico suplicio, por el cansancio, la lluvia, el frío y el peso añadido de las provisiones. Totalmente agotado consigo llegar al Shelter a las 18:40 horas, pero me encuentro con la desagradable sorpresa de que no había sitio. La cabaña apenas permite alojar a 6-7 personas y allí hay muchas más. No tengo otra opción que montar mi tienda de campaña en medio del aguacero, esta vez de tal modo que solo se ha mojado un poco por dentro; es decir, he montado la cubierta y el habitáculo a la par. Todo se aprende. Eso sí, barro y suciedad para regalar.

Ya instalado, me pongo la ropa seca que me dio Morgen y preparo la cena dentro de la tienda. Fetuchini y una especie de tortilla sin aceite ni nada, ya que ayer compre huevos. Bien, después de todo.

No tengo fuerzas para nada más. Me meto en el saco para descansar y entrar en calor. A media noche me despiertan los truenos, que suenan como si explotaran a unos metros. Llueve sin tregua…

He de reconocer que el mal tiempo me come la moral y me está afectando psicológicamente. Para tratar de combatir esto, voy a coger mañana medio día de descanso, avanzando solo hasta el primer Shelter, garantizando con ello, además, que tendré sitio. Estoy muy machacado, necesito descansar y tratar de secar de algún modo todo lo que está mojado. En fin, realizar "tareas de mantenimiento"…

¡Buenas noches!

Posición en el Shelter (Tienda): 36.129228, -82.263747 y 1344 m de altitud

Miércoles, 24 de Mayo

Cherry Gap Shelter a Clyde Smith Shelter

Sorprendentemente he podido dormir y descansar mucho mejor de lo que había previsto. Al no hacer viento, el agua no ha entrado en la tienda.

Cómo ya adelantara ayer, mi jornada será mínima; es decir, caminaré unas 9 millas. Enfundo mis pies en bolsas de plástico y, sobre ellas, los calcetines mojados de ayer; así, al interior de mis zapatillas de treking, también mojadas. Los pantalones y chubasquero, también los del día anterior, mojados.

Recojo todos mis enseres y la tienda, cómo buenamente puedo y me pongo en marcha sobre las 9h. No llueve, aunque hace frío y niebla espesa. La jornada de hoy resulta más liviana que las anteriores, con apenas una subida dura al inicio del recorrido, para luego continuar con suaves ascensos -descensos, hasta alcanzar el Shelter, sobre las13:10h, sin que haya llovido en ningún momento, aunque ha hecho mucho viento.

Llego al Shelter y me encuentro nuevamente con Yves. Nos alegramos de vernos. Está triste y ofendido. Me cuenta que ayer noche llegó al Shelter de Cherry Gap y no había sitio. Él no tiene tienda de campaña. Tuvo que pasar la noche sentado en un banco de madera de la cabaña, sin que nadie de los allí presentes le ayudara, con el frío que hacía.

Quiero escribir aquí sobre la otra cara del deporte, esa que representan personas sin alma, que van a lo suyo, que les importa una mierda lo que les ocurre a los demás y su sufrimiento. Si amigos, también hay gente así, gentes como la que ayer no brindaron ayuda a Yves. Es que ni siquiera lo intentaron, ni siquiera salieron de sus sacos de dormir para encontrar una solución, que siempre la hay. Yo mismo podría haberle acogido en mi tienda, de haberlo sabido. Es bochornoso y lamentable el trato dispensado a un hombre educado y amable, como es Yves. Yo no considero deportistas a esta gente. Un deportista es un Caballero o una Señora, que supedita siempre sus objetivos deportivos para ayudar a quien lo necesite.

Después de hablar con Yves, me pongo con mis tareas. Llevo cuerda y la coloco bajo el alero, en la parte trasera de la cabaña. En ella cuelgo la tienda de campaña para que se seque. Toda la tarde lloviendo a mares y tiene visos de seguir en esa línea.

Sigo incomunicado y eso añade aún más carga psicológica negativa. Pero, esto es el Appalachian Trail amigos. Supongo que el que resiste, gana.

Ya cuando estaba a punto de cerrar este escrito, a última hora, ya casi de noche, llegan dos chicos. Uno de ellos, después de cenar, toca la guitarra y canta canciones durante un largo rato. Nosotros tres oyendo atentamente, en silencio, dentro de nuestros sacos de dormir, mientras llueve sin tregua. ¡Bendita música! que hace que las penas sean menos penas, o al menos que te olvides de ellas durante un tiempo. Gracias compañero Thru-Hiker por este regalo.

Mañana Dios dirá…

Posición en el Shelter: 36.148546, -82.161215 y 1349 m de altitud


Jueves, 25 de Mayo

Clyde Smith Shelter a Stan Murray Shelter

El haber descansado más horas que otro día me ha permitido recuperarme en buena medida. Miro el cuaderno de viaje y veo que he de parar obligatoriamente mañana en Elk Park, para ir a la Post Office de esta localidad, para recoger una caja con enseres y reenviarla a otro punto, en concreto a Damascus, Virgina. Esto supone que debo avanzar 14 millas, para así poder llegar a esa localidad mañana.

Desayuno con Yves, nos ponemos nuestro calzado y ropas mojadas. Solo tenemos un recambio de ropa seca y la necesitamos al llegar. Llueve intensamente…

Iniciamos la marcha a las 8 de la mañana, subiendo, como ya es habitual; en este caso, al Little Rock Knob. Después, tras un suave descenso, subida durísima hasta la cima del Old Chimney (1896 m), con lluvia y fuerte viento. Consigo alcanzar el primer Shelter, Roan High Knob, sobre las 14,30h, empleando seis horas y media en hacer 13,5 km, lo que da una idea de la dureza de este tramo. Aquí, cocino mí comida y repongo fuerzas. Espero un rato a Yves, pero no llega, así que decido continuar hasta la siguiente cabaña, distante 5,2 millas, algo más de 8 kilómetros. Ya saliendo del  Shelter e incorporándome al camino coincido con Yves. Él debe de comer aún, por lo que quedamos en vernos en el siguiente punto.

El recorrido de la tarde discurre en su totalidad entre 1500 y 1800 metros de altitud. Sigue lloviendo sin cesar, con viento muy fuerte y frío. El camino en muchos puntos se ha convertido en un río por el que no te queda otra que pasar. Del barro mejor ni hablar.

Por fin llego al Shelter, en un estado lamentable. No soy capaz ni de quitarme la mochila, por tener las manos heladas. Aquí me encuentro con una de esas situaciones en las que no sabes muy bien como actuar. Describiré primero la cabaña. Pequeña, apenas para alojar a seis personas bien alineadas, y sin protección alguna en el frente, salvo una pequeña tejavana, por lo que el agua entraba dentro, impulsada por el fuerte viento. Y ahora describiré lo que me encontré. Dentro del edificio, parapetados al fondo del Shelter, ocupando toda la zona seca, dos hombres con sus correspondientes perros.

A pesar de ver la situación, no digamos la mía personal, ninguno de los dos fue capaz, primero, de hacerme un sitio en la zona seca y, segundo, de ayudarme en nada. Hube de montar mi colchoneta y mi saco de dormir sobre la zona mojada y expuesta a la lluvia. Al rato, llega el bueno de Yves y, al ver la situación, decide continuar hasta el siguiente Shelter. Yo no le acompaño porque ya tenía puesta la ropa seca. De lo contrario, lo hubiera hecho.

Cubro mi colchoneta y mi saco de dormir con la cubierta de la tienda de campaña y me meto dentro con toda la ropa seca que tengo, más un chubasquero de repuesto. Toda la noche despierto y helado de frío, tratando de mantener la temperatura corporal. Mi cuerpo orientado hacía el exterior, tratando de mantener una bolsa de aire entre el saco y mi cuerpo, y la espalda, contra uno de los perros. Hay que estar así durante horas para saber lo que se siente.

Es tremendo el viento que hace y el ruido que genera en el bosque. Quienes me conocen saben que es el elemento de la naturaleza al que más temor le tengo. Me afecta incluso psicológicamente.

¿Qué puedo decir de estos dos? Sencillamente, poco. Solo, que los perros mostraron hacía mi mucho más cariño y solidaridad que ellos.

Mañana será otro día y supongo que no podrá ser peor que el de hoy.

Posición en el Shelter: 36.112517, -82.065711 y 1583 m de altitud

En el día de hoy, Viernes, 26 de Mayo

Stan Murray Shelter a Elk Park

Lo que ya adelantara ayer se ha cumplido al pie de la letra. Toda la noche sin dormir y pasando un montón de frío. Cuando decido ponerme en marcha, sobre las 7,30h, todo estaba mojado, pero yo, gracias al chubasquero, solo tenia mojadas las piernas.

Recojo todas mis pertenencias y, sin decir media palabra, me pongo en marcha hacía la ciudad de Elk Park, distante 11 millas. Hace mucho viento, niebla y frío, pero hoy no va a llover. El trayecto bastante llevadero, salvo el ascenso a Bradley Mountain, interminable, por definirlo de algún modo.

Llego a mi destino, seis horas más tarde, y aquí debo solucionar dos problemas. Uno, he de ir a la Oficina Postal y dos, debo localizar e ir a un Hostel. Nada más llegar, conozco a David. Me ofrece una Coca-Cola. Le explico situación y se ofrece a llevarme. Subo en su camioneta y me lleva a la Post Office de Elk Park (Carolina del Norte), pero allí no está mi caja. La han enviado a Roan Mountain (Tennessee), localidad muy cercana, ya que estamos en la frontera. Él, amablemente me lleva hasta allí, recupero la caja con mis pertenencias y la reenvío a Damascus, en Virginia. El primero de los problemas resuelto. ¡Gracias David!

De camino recogemos a unos chicos y nos lleva a comer a un restaurante. Pido la hamburguesa más grande que tienen. Unos 25 cm de altura. La he tenido que ir comiendo por pisos…jjj

Y finalmente aquí estoy en el hostel, terminando de escribir esto, aseado y con toda la ropa lavada y seca. Mi riñón no mejora, pero creo que tampoco empeora. Cuando me encuentre cerca de una ciudad grande iré a un Hospital para que hagan una radiografía y lo miren.

Hoy también he usado el llamador de Ángeles. ¡Gracias otra vez David!, mi Trail Ángel de hoy.

Mañana Dios dirá…

Posición en el Shelter: 36.210591, -82.113237 y 762 m de altitud

Acompaña a este post la canción "Love's gonna make it alright" de George Strait

Un abrazo

lunes, 22 de mayo de 2017

AT012-Bald Mountain Shelter a Erwin (Hostel Jhonny’s Nolichucky)

Hola amigos,

Cómo os dije, ayer no tenía nada para cenar, así que eche mano de los dos trozos de vaca, envasados al vacío, que me vendió Tim. Todo mi condimento consistió en hervirlos en agua el máximo tiempo posible. Así me los comí, duros como madera y con un sabor que echaba para atras. El resultado ha sido dolor de estómago y vómitos.

Hoy he dormido en el Shelter con Indiana Jane y con un hombre bastante desaliñado y extraño, que es la primera vez que veo.
Me siento débil y mareado. Pienso que no conseguiré de ninguna forma llegar a Erwin, distante 28 km. Christine me prepara una infusión de manzanilla y anís, y me da una naranja, que soy incapaz de comer en ese momento. También tomo Omeprazol, un protector de estómago.

Llueve y nos resistimos a dejar el Shelter. El hombre se ha ido y solo quedamos Christine y yo. Ropas mojadas y, lo que es peor, nuestro calzado hundido. Hago lo de siempre, pongo unos calcetines secos y luego meto los pies en bolsas de Fórum, que son muy resistentes. De este modo, los pies estarán fríos pero no mojados.


Embalamos todas nuestras pertenencias y salimos sobre las 8,30 horas. Yo delante y ella detrás. Así continuamos, subiendo y bajando montañas, hasta alcanzar el Shelter No Business Knob, donde llego sin fuerzas y muy débil. Solo tengo miel y una especie de manteca, y es lo que como. Apenas 10 minutos de descanso y reanudamos la marcha. El tramo hasta Erwin un sufrimiento total para mí, por estar muy débil por falta de alimento. Pero he conseguido llegar al Hostel Jhonny's Nolichucky sobre las 16 horas.



Una ducha muy caliente y lavar toda la ropa son mis primeras tareas. Para esto último un chico muy amable de nombre Morgen, me consigue una camiseta y un pantalón corto. Pero surge un problema, yo tengo cola para lavar la ropa y a las 17,30h sale una furgoneta para la ciudad de Erwin, distante a unos 20 minutos en coche, para llevar a los Thru-Hiker a comprar comestibles. De nuevo Morgen se ofrece a lavar y secar mi ropa para que pueda ir en la furgoneta. ¡Gracias!

Una vez en Erwin, toda la tropa nos vamos en bloque a cenar a un restaurante italiano. Es la primera vez desde que estoy en EEUU que pruebo comida de verdad y además feliz, en compañía de mis amigos. Incluso he probado un vino blanco Riesling y uno tinto Merlot, del Estado de Washington. Un ambiente estupendo. Aquí conozco a Beto, con nickname "Mister Clean". También a una señora súper simpática, con nickname "Blue Eyes". Y finalmente a Tommy, con nickname "Bamf", un chico de Quebec muy educado y simpático.

Después todos a comprar "groceries" a un Market de nombre Walmart, para regresar finalmente al hostel. Ahora me siento recuperado y con fuerzas. El riñón derecho sigue dando la lata. Me gustaría ir a un médico para que me viera, pero ¿Dónde y cómo?

Quiero decir que me gusta el estilo de vida americano, se respira libertad y la gente es muy amable. Las casas de madera, pintadas de blanco, sobre campos de césped bien cuidado y sin muros ni setos alrededor, a modo de protección o defensa.

A ver como va el dia de mañana. Ahora toca descansar...

Posición en el Hostel: 36.105621, -82.448767 y 424 m de altitud

Acompaña a este post la canción "Asi fue" de Julio López y su magnífica trompeta.

Un abrazo



domingo, 21 de mayo de 2017

AT011- Rector Laured Road Hiker a Bald Mountain Shelter

Hola amigos,

Amanece, pero hoy los pájaros están en silencio. En su lugar, la lluvia. Llega Tim al hostel sobre las 8h, nos prepara café y se vuelve a marchar, para regresar poco más tarde con huevos para el desayuno. Antes de partir me regala una bolsa de panecillos tipo Bimbo y una lata de judías con carne. ¡Gracias!

Da mucho coraje iniciar la jornada lloviendo a cantaros, pero no hay otra. Arranca el camino con una fuerte subida para continuar en la tónica diaria de subidas y descensos. El camino bellísimo por el efecto de la lluvia. Al llegar al "road" antes de iniciar el ascenso al Big Bald Mountain (1683 m) Trail Angels han dejado junto a la carretera, una caja con unas 30 latas de Coca-Cola, otra caja similar de Sprite, una bolsa de naranjas y una caja de bollos, tipo cruasán. Justo en el lugar dónde más necesitado de fuerzas estaba. ¡Gracias otra vez a la buena gente que piensa en los demás!

Desde este punto, la subida al Big Bald, ha sido durísima e interminable, lloviendo constantemente y con fuerza. El agua corría por el sendero como si de un rio se tratara. Las zapatillas de treking totalmente mojadas, con los pies bañados en agua. He llegado al Shelter helado de frío y sin apenas fuerzas.

Mañana continua el mal tiempo.

Necesito descansar.

Posición en el Shelter: 36.000108, -82.478187 y 1542 m de altitud

Mañana lunes, mi hija Irantzu tiene su último examen. Superándolo conseguirá su carrera de Farmacia. Estoy seguro de que lo vas ha hacer muy bien. Quiero dedicarle a ella esta maravillosa canción de Ladysmith Black Mambazo, cuyo título es "Nomathemba", que significa Esperanza.

Un abrazo


sábado, 20 de mayo de 2017

AT010-Hot Springs a Rector Laured Road Hiker

Hola amigos,

Hago un breve relato de lo que han sido estos dos últimos días en el Appalachian Trail.

Vienes, 19 de Mayo

Hot Springs a Little Laurel Shelter

He dormido en el Hostel at Laughing Heart Lodge, que sin ser nada del otro mundo, está bien. Se encuentra situado justo a la entrada de la ciudad, para aquellos que viajan de Georgia a Maine. La amabilidad y disposición de Jeff, el dueño del establecimiento, compensan todas las carencias.

Mi primer trabajo del día. He de comprar propano para cocinar. Pregunto en la calle a un chico muy joven, de unos 25 años. Sin pensárselo dos veces, cambia de rumbo y me acompaña durante un buen trecho, hablando mientras del Appalachian Trail y de las dificultades que conlleva, hasta llegar a una especie de ferretería, dónde puedo comprar el gas. Entra incluso a la tienda conmigo. Me he dado un golpe muy fuerte en el riñón derecho y, al verme mal, también me acompaña a la casa de un médico, pero al llamar a su puerta no contesta nadie, por lo que no me queda otra opción que irme. Se despide de mi dándome un abrazo. Siento tener que decirlo, pero este tipo de gestos en España, hoy en día es impensable. Vuelvo a sentir ese cariño de la gente buena que llega al corazón. ¡Gracias!

Una casa con encanto
La jornada ha sido para mí un auténtico calvario, con ese dolor en el costado pero, poco a poco, con innumerables paradas para descansar he logrado llegar al Shelter. Ceno lo más rápido posible y me voy a descansar, que es lo que más necesito en este momento.

No ha llegado Yves. Echo de menos su compañía. Ayer le vi bastante decaído. Espero que todo le haya ido bien y que nos veamos muchas veces en nuestro largo camino a Maine.

Posición en el Shelter: 36.015017, -82.735915 y 1144 m de altitud

En el día de hoy, Sábado, 20 de Mayo

Little Laurel Shelter a Rector Laured Road Hiker Paradise Hostel

Nuevamente los pájaros con sus cantos abren el nuevo día. Me encanta oírles en el Shelter, dentro del saco de dormir, en completo silencio. No creo que haya mejor manera de empezar un nuevo día. Hoy me encuentro mejor.

Tras el desayuno, arranca la jornada ascendiendo a Bald Mountain, para seguir a través del encrespado cresterío, por White Rock Clifts y Firescald Knob. La vegetación del entorno y lo agreste del terreno me han recordado las imágenes de Jurasic Park, con puntos del recorrido complicados y técnicos. Para que os hagáis una idea, he tardado 4 horas y 20 minutos en hacer 11 kilómetros.


Tras reponer fuerzas en el Shelter Jerry Cabin, estratégicamente situado en la milla 300, inicio una larga caminata hasta llegar a Devil Fork Gap. Aquí vuelvo a sentir la generosidad y amabilidad del pueblo norteamericano. Nada más llegar, un chico joven, de unos 30 años, que tiene su autocaravana aparcada en un "road", se acerca a mí y me ofrece bebidas y comida. Yo, que en ese momento estaba literalmente agotado y con un dolor tremendo en el riñón derecho, me quedo emocionado por el gesto. Le acepto dos vasos grandes de Sprite, pero no comida, que aunque no tengo nada para cenar, pienso que en el hostel podré comprar comestibles. El nombre de este chico: Andre's Crawford. Con él he estado en la caravana hablando un rato, súper a gusto. Poco más tarde ha llegado un amigo suyo, Mike, al que me presenta. Ellos me indican el camino para llegar al hostel, distante de este lugar alrededor de una milla.  ¡Muchas gracias Andre's por tu generosidad! Gracias a ti también Mike.

Enfilo por el lugar que me han indicado, monte arriba a través de una senda. Se me hace el camino muy largo y empiezo a pensar si les habré entendido bien a Andre's y a Mike. Bajando por el bosque, oigo cantar a un gallo y me digo: Si hay un gallo, hay una casa y habrá gente… Cuando me aproximo veo una casa con un montón de gallinas por el jardín y enfrente, un poco más alejado, el hostel.

Llego a mi alojamiento, un lugar un poco destartalado pero bien, y al rato llega su dueño, un hombre de mediana edad, de nombre Tim. Le pregunto si tiene comestibles (groceries) para vender y me dice que no. Le explico que no tengo nada para cenar y, lo que es peor, que no hay posibilidad de comprar nada hasta dentro de 50 km, dos jornadas. Me ofrece una pizza congelada y una cerveza, cosa que le acepto antes de que termine de hablar.

Pero después de comer la pizza sigo teniendo hambre amigos y en mi cabeza están las gallinas. Después de pensarlo un poco (no mucho, la verdad…jjj) decido ir hasta la casa a comprarle huevos para cenar. Allí que me presento, le explico la situación y accede con un "no problem". El señor, de nombre Joe, va al gallinero y vuelve con doce huevos, recogidos en su propia camiseta. Me pregunta cuántos quiero y le cojo ocho. No ha habido forma de pagarle por ello. Es un regalo de él y así debo considerarlo. Nos despedimos con un apretón de manos. Salgo de su casa conmovido por el gesto y la solidaridad de la buena gente.

Con este preciado tesoro hago una tortilla francesa en la cocina del hostel para cenar los dos Thru-Hiker que aquí estamos alojados.. Por cierto, la tortilla con aceite de oliva virgen extra de Jaén. Me pregunto,- ¿Cómo habrá llegado aquí esta botella?. Hasta Tim está feliz de que tenga cena. Es un hombre muy simpático y expresivo, y hemos congeniado enseguida. Revisando en su "fondo de armario" Tim ha encontrado pollo y carne de vaca congelada. Ya tengo comida para los próximos dos días, así que "mambo poa".

Mañana Dios dirá…

Hoy también he usado mi llamador de Ángeles y me han traído a Andre's y a Joe. Mis dos Trail Angels. ¡Ah!.. y gracias también al gallo, por tener contentas a las gallinas.

Posición en el Hostel: 36.008683, -82.604919 y 621 m de altitud

Para un día especial, qué mejor acompañamiento que la canción "Allways on my mind" de Willie Nelson

Un abrazo


jueves, 18 de mayo de 2017

AT009-Standing Bear Farm Hiker Hostel (Green Corner Road) a Hot Springs

Hola amigos,

Os paso un resumen de lo que han sido estos dos últimos días en el Appalachian Trail.


Miércoles, 17 de Mayo

Standing Bear Farm Hiker Hostel (Green Corner Road) a Roaring Fork Shelter

Me levanto pronto, sobre las 6,30h, con la intención de salir poco más tarde y evitar de este modo el calor. Pero no ha podido ser, la oficina del hostel no abre hasta las 8,15h y debo pagar los servicios del establecimiento. Debo decir, que me ha parecido un lugar con muy mala calidad e higiene, mas preocupados por cobrar que por dar un byen servicio. El "privy" es sencillamente indecente y sin ningún tipo de limpieza. Siento la crítica, pero es así de cierto.

Arranco la jornada con una interminable subida a Snowbird Mountain, pasando antes por Spanish Oak Gap para, tras un largo descenso, comer en el Shelter Groundhog Creek.

Preparo fetuchini con salchichas troceadas, todo ello cocido a fuego lento en mi equipo de camping. Pensareis que esto es una guarreria de comida y es posible que sea así, pero os aseguro que el mejor condimento que hay es el hambre. 

Después toca subir a Max Patch Summit, cuya elevada cima, totalmente libre de árboles, ofrece unas vistas magníficas de toda la zona, además en 360 grados.

Hoy conozco a Christina, de Vancouver (Canadá), con nikname "Indiana Jane". También viaja con la intención de llegar a Maine. Poco a poco, estamos un grupo con la misma idea, pero el viaje es tan largo y las condiciones físicas de cada uno de nosotros tan diferentes, que será muy difícil que alcancemos nuestro objetivo juntos.

Duermo en el Shelter con Yves. Esta cabaña está muy expuesta y no tiene ningún tipo de protección contra el frio y/o el viento, ni siquiera un simple toldo en su parte delantera.

Tengo todo el cuerpo lleno de picaduras de bichos. Muchas de ellas acaban sangrando por la herida que provocan. Supongo que esto forma parte del sistema de vacunación que el bosque impone a todos sus residentes. De todos modos, hoy, el principal problema lo tengo en la zona noble, en las ingles. Las rozaduras han provocado que toda esa zona este fatal. Como no tengo nada a mano y, para tratar de aliviar el dolor y curar las heridas, hago una especie de emplaste con helechos e hojas de haya, limpio todo bien en el rio y aplico después el emplaste durante una hora. Ya para dormir, pongo en toda la zona espuma de afeitar. No sé lo que tiene la espuma, pero seca las heridas.

De la tecnología, casi mejor ni hablar. Sin cobertura de móvil prácticamente todo el día. A ver si esto mejora un poco…

Bueno amigos, con los dos bombones que me ha dado Yves me despido de vosotros.

Posición en el Shelter: 35.804866, -82.949837 y 1256 m de altitud


En el día de hoy, Jueves, 18 de Mayo

Roaring Fork Shelter a Hot Springs

Rompe el día con el canto de los pájaros. Tanto Yves cómo yo, permanecemos en el interior de nuestros sacos de dormir, despiertos, en completo silencio, oyéndoles cantar. Una auténtica gozada, os lo aseguro.

Aunque parezca increíble, tengo mucho mejor la zona de las inglés, aunque no está curada. Para mejorar la situación he convertido mi pantalón de deporte en una suerte de minifalda-pantalón, quitando todo el interior de la prenda, para que no me roce. Así que llevo un look vasco, pero con aire escoces. 

He trabado amistad con Yves. Es un hombre muy educado y amable. Yo procuro ayudarle y compartir, y él me ayuda a mí. 

La jornada de hoy, teóricamente es sencilla, porque prácticamente todo es bajar, salvo dos montañas, Walmut Mountain y Bluff Mountain, esta última más complicada. Pero ese bajar continuado, ha hecho de la travesía un calvario hasta alcanzar mi destino, porque ha supuesto una sobrecarga importante en las rodillas y gemelos.

En el hostel, nuevamente puedo asearme, lavar y secar toda mi ropa. Aquí coincido con "Poco" e "Indiana Jane". También estará por aquí Ben, aunque no he tenido ocasión de saludarle. Siempre que me ve, cómo hoy al mediodía, habla un rato conmigo y me saluda diciendo: Señor de los bosques, y Basajaun, esto último con más dificultad. Es un hombre muy simpático y alegre.

La vivienda ideal
El azar ha hecho que encuentre a Yves alojado en un hotel próximo. Nos hemos ido a cenar juntos a un restaurante típico norteamericano, próximo al hostel. Mi cena: Pollo frito con una patata cocida en papel albal, tostadas de pan de molde súper grasientas con mantequilla y yogurt. De bebida: Una jarra de limonada (no había más. Para llorar…jjj). Yves me comenta que está impulsando un proyecto de ayuda a las mujeres.

Para finalizar el día, lavo mi vajilla de plata en la cocina de este establecimiento, cosa que no he podido hacer en su momento, al mediodía, por no tener agua. Me percato de que la botella de propano se ha terminado y en el hostel no hay recambio. Un problema que he de resolver mañana, necesariamente…

Bueno, pues nada más por hoy, voy a curar un poco mis lesiones y a dormir. Ha llovido por la tarde. Espero que mañana no lo haga.

Posición en el Hostel: 35.890127, -82.832694 y 381 m de altitud.

Os dejo con la canción "That's the way love goes" de Merle Haggard.

Un abrazo


martes, 16 de mayo de 2017

AT008-Fontana Dam Shelter a Standing Bear Farm Hiker Hostel (Green Corner Road)

Hola amigos,

Desde que dejé la ciudad de Fontana Dam y entré en Great Smoky Mountains he estado sin cobertura de móvil hasta el día de hoy, por lo que haré un resumen de lo que han sido estos días pasados.

Viernes, 12 de Mayo

Fontana Dam Shelter a Mollies Ridge Shelter

Dejo atrás el Shelter de Fontana Dam para dirigirme a Great Smoky Mountains National Park, las Montañas Humeantes, posiblemente el parque nacional más visitado de EEUU. Mientras avanzo puedo admirar el bellísimo entorno de la central eléctrica de Fontana Dam. No cabe duda de que esta ciudad es muy bonita.

A la entrada del parque, un letrero nos indica que debemos depositar en un buzón metálico de color verde el permiso de entrada. Yo lo saque por internet en el Hostel "Top of Georgia", el pasado día 5, ya que en este local tenían impresora. El importe del permiso es de 20 dólares.

En el ascenso a la primera de las montañas, Shuckstack, conozco a Nicolás, Ranger Forrestal. Me pide el permiso de acceso a Smoky Mountains y después recorremos juntos un trozo del camino. Él es de origen cubano y habla bastante español. Me enseña algunas flores del parque que son comestibles, que quizá tenga que comerlas en el futuro por necesidad.

El parque esta muy bien cuidado y es bellísimo. Durante la noche ha llovido mucho y eso hace que aún sea más bonito. He podido ver muchos animales, especialmente ardillas, que están por todos los sitios; pero también, corzos y mofetas. Como siempre, los pájaros animando el bosque con sus cantos.

En la primera mitad del día me he sentido un poco débil pero, poco a poco, me he ido recuperando. Me falta nuestra maravillosa comida, que tanto echo de menos ¡No sé lo que daría por un plato de lentejas, con su costilla y…! (no sigo). Pero esto es así y no queda otra que adaptarse a lo que se va presentando.

A partir de las 12h ha estado lloviendo de forma suave, pero ha sido minutos antes de llegar al Shelter cuando se ha desatado una tormenta tremenda. Los truenos sonaban como si explotaran en la oreja. Durante unas dos horas ha estado lloviendo con mucha fuerza, incluso con granizo, de forma que nadie ha podido preparar la comida. Todos refugiados en el interior del Shelter, incluido el Ranger.

Cuando ha escampado hemos aprovechado para preparar nuestras comidas. El Shelter está a tope de gente, hasta el punto que muchos se han refugiado dentro y, cuando ha cesado la lluvia, han montado sus tiendas alrededor del Shelter.

Trataré de descansar, aunque se avecina una noche fría.

Posición en el Shelter: 35.545778, -83.793361 y una altitud de 1405 metros.

Sábado, 13 de Mayo

Mollies Ridge Shelter a Derrick Knob Shelter

El interior de la cabaña es un autentico desastre, con todas las cosas sucias, esparcidas por el suelo de tierra. Yo no me puedo quejar, porque hay personas que lo han pasado muy mal. Ha estado lloviendo durante toda la noche.

A primera hora de la mañana Nicolás, el Ranger del Parque, pide por radio el parte meteorológico. Parece que continuara lloviendo hasta el mediodía y luego remitirá, para dar paso al sol. Me despido de él, ya que acaban sus servicios en Carolina del Norte y pasa a desempeñarlos en Pensilvania. Es muy probable que nos veamos de nuevo cuando transite por ese Estado. Me encantaría.

Sobre las 9,30h salimos un grupo del Shelter. Llueve, pero de forma suave. No hace mucho frío, pero si hay niebla cerrada.

En la subida a Bote Mountain, de nuevo oigo gruñidos de osos, esta vez a mi izquierda, en una empinada ladera. Os aseguro que se hiela la sangre al oírles. He subido con mucho cuidado por la senda, monte arriba, pensando en que quizá me los pudiera encontrar al doblar cualquier esquina, haciendo mucho ruido, incluso cantando (pero desafinando…jjj). En este parque se estima que habitan entre 400 y 600 osos.

Finalmente ha estado lloviendo durante toda la jornada, a ratos con fuerza. He llegado al Shelter agotado por el esfuerzo realizado en las 6 últimas millas, un continuo subir y bajar. Parece que no hay tregua con el agua.

Sigo sin cobertura de móvil y, además, como no hay sol, no funciona el cargador solar, por lo que tampoco tengo batería en los móviles ni en la cámara de fotos.

Necesito comprar más comida y especialmente lavar la ropa y asearme, pero esto último no creo que pueda hacerlo hasta no salir de Smoky Mountains, dentro de unas dos jornadas. En mi neceser llevo un pequeño espejo, pero no quiero ni mirarme, porque el aspecto que debo de tener es de asustar.

El Appalachian Trail recorre la frontera entre Carolina del Norte y Tennessee. Es éste un Parque Nacional que tiene un montón de rutas, perfectamente balizadas, para hacer caminando o a caballo. Realmente es un lugar magnífico para venir a hacer senderismo y disfrutar de montañas y bosques, de alguna manera vírgenes y muy bien cuidados.

Hoy he visto en el bosque una especie de gallinas enormes. No puedo creer lo que tengo delante de mi. Pienso que me he equivocado, pero después me entero de que se trata de Turkeys (pavos) que también habitan en el bosque.

Mañana estaré muy cerca de Cherokee Indian Reservation, la reserva de los indios Cherokee. Si veo la más mínima oportunidad de dejar el Appalachian Trail un par de días y visitar la reserva, lo haré sin dudarlo. Hay cosas que merecen la pena y, a mi modo de entender, esta es una de ellas.

Posición en el Shelter: 35.566396, -83.641744 y una altitud de 1535 metros.

Domingo, 14 de Mayo

Derrick Knob Shelter a Icewater Spring Shelter

Amanece un día esplendido. Hoy madrugo porque tengo un largo trayecto por delante y he de ir necesariamente a comprar comestibles (groceries) a la localidad de Gatlinburg.

La jornada hasta un punto llamado Newfound Gap ha sido muy similar a días anteriores, pero con una preocupación constante en mi cabeza: Cómo me las arreglaré para ir hasta esta localidad, hacer las compras y regresar nuevamente al sendero del Appalachian Trail. Además, es domingo.

Durante un buen rato hago autostop, hasta que me para un coche con una pareja. Les explico lo que deseo hacer y acceden a llevarme. Nos presentamos. Él se llama Garfield y ella Christine, son una pareja de Florida que está de viaje celebrando su aniversario de boda. Desde el lugar desde donde dejo el sendero, hasta la ciudad hay unos 25 km. Durante el viaje hablamos de todo un poco, interesándonos por la vida en nuestros respectivos países. Les parece sorprendente y muy complejo realizar una travesía como el Appalachian Trail, más yendo solo y de un país extranjero.

En Gatlinburg todas las tiendas están cerradas, salvo un supermercado a unos 5 km a las afueras de la ciudad. Ellos, amablemente, me llevan allí. Dejo todas mis pertenencias en el coche y me esperan a que realice las compras. Una vez de regreso, les pido que acepten una invitación para tomar algo en algún bar. Garfield conoce un local y allá nos vamos. Dos cervezas para nosotros y un margarita para ella, mientras hablamos un largo rato de nuestras vidas. Después ellos me dejan en una gasolinera para que pueda intentar un modo de regresar al sendero.

Garfield y Christine, gracias de corazón por el gran favor que me habéis hecho, por vuestra educación y amabilidad y por vuestra compañía. Cuando vengáis a España no dejéis de poneros en contacto conmigo. Yo seré vuestro anfitrión y os enseñaré Euskal Herria y lo que sea necesario. ¡Gracias amigos!

Ahora he de regresar. En esta gasolinera no consigo nada positivo. Además, está en la parte contraria del pueblo, así que decido atravesar la ciudad caminando hasta otra gasolinera que está en la carretera de debo tomar para volver al Appalachian Trail. Caminando tengo la oportunidad de ver la ciudad. Parece de cartón-piedra, con unos edificios muy curiosos, extraños, extravagantes diría yo.

Llego a la gasolinera y el encargado me echa de muy malas formas, simplemente por dejar mi mochila apoyada en el exterior del edificio que hace las veces de oficina. Piensa que voy a retirar mi mochila y que me iré, pero decido entrar a la oficina a darle las gracias como es debido, con una sonrisa. No se ha atrevido ni siquiera a mirarme a la cara.

Ya en la carretera vuelvo a hacer autostop, pero no hay manera. Llego a un lugar donde había un hombre con una de esas motos espectaculares Harley Davisson y hablo mientras hablo un rato con él de las dificultades del Appalachian Trail, un vehículo todoterreno viene en sentido contrario, gira en la carretera y me llama. Se trata de un coche que no me había parado cuando se lo había solicitado, pero que después lo ha reconsiderado. Le explico la situación y accede a llevarme hasta Newfound Gap. Se trata de una mujer, de nombre Betty. Ella también es senderista y entiende la situación en la que me encuentro. Me pregunta si he comido. Le digo que no y me ofrece su propia comida. ¡Es la leche! Ella viaja precisamente a Cherokee Indian Reservation. Me comenta que los bosques de Carolina del Norte sufrieron unos incendios terribles en Noviembre de 2016. A las 19,30h me deja justo en el camino. Gracias Betty!

Pero aun tengo varias millas hasta Icewater Spring Shelter, donde pasaré la noche. Se me echa la noche encima y me siento apurado. Durante hora y media subo monte arriba hasta llegar al Shelter que se encuentra a mas de 1800 metros, donde llego ya de noche.

Es tal el cansancio que tengo que no soy capaz de poner la cena. Los tobillos me duelen mucho. Solo necesito descansar.

Hoy he tenido que usar el llamador de Ángeles para que me envíen a Garfield, Christine y Betty, tres Trail Angels. Sin ellos, el día hubiera sido muy diferente y complicado. Gracias otra vez amigos.

Mañana Dios dirá …

Posición en el Shelter: 35.629647, -83.386329 con una altitud de 1868 m.

Lunes, 15 de Mayo

Icewater Spring Shelter a Tri-Corner Knob Shelter

He dormido poco y mal. El dolor en los tobillos y el cansancio por el esfuerzo realizado en el día de ayer no me lo han permitido. Decido tomarme la jornada de hoy con tranquilidad, duermo un poco más y salgo del Shelter a las 9,30h. Hace un día magnífico para caminar.

Finalmente, no he tenido oportunidad de visitar Cherokee Indian Reservation y debo decir que me hubiera encantado, aunque seguramente también defraudado. 

Camino a unos 1800 metros de altura, por el cresterío de estas montañas mágicas, paso a paso, metro a metro, milla a milla, mientras juego a imaginar como serían las vidas de las tribus que poblaron estas tierras. En algunos pasos el sendero apenas tiene un metro de anchura. A los lados el vacío. Son increíbles las vistas desde lo alto. Todo un mar de arboles. Puedo estar horas caminando sin que el sol me de directamente, como en un túnel.

En  Shelter conozco a Ben, un hombre de Marlem, una ciudad muy cercana a Washington D.C. Habla bastante español y es un hombre muy simpático. Sr dirige también a Maine. Ojala viajemos mucho tiempo juntos, aunque es difícil, porque cada uno tiene su ritmo.

También conozco a un chico, cuyo nikname es "poco", contracción de 'pocahantus' y 'mocha'. Curiosa forma de pensar para llegar al apodo… También se dirige a Maine. Igualmente me gustaría tenerle de compañero de viaje.

Toca descansar...

Posición en el Shelter: 35.693730, -83.256432 y una altitud de 1806 metros.

En el día de hoy, martes, 16 de Mayo

Tri-Corner Knob Shelter a Standing Bear Farm Hostel

Me levanto a las 6,30h porque quiero llegar al hostel lo antes posible y disfrutar de sus servicios. Lavar toda la ropa, asearme, cargar los móviles y publicar este texto, además de hablar con la gente que quiero.

Han sido 30 km, pero bastante llevaderos, ya que gran parte del trayecto lo he realizado bajando, aunque esto castiga mucho las rodillas. Me encuentro bien físicamente y cada día me adapto mejor a sobrevivir en el bosque.

A los norteamericanos les encanta mi nikname "basajaun". Para ellos es difícil la pronunciación y me dicen Señor de los Bosques…jjj. La gente es muy amable conmigo y tratan de ayudarme en todo lo que pueden.

En el hostel conozco a Yves, un francés de Niza, afincado en Andorra. También se dirige a Maine. Le ofrezco un trozo de mi pizza y el a cambio me da un yogurt que me ha sabido a gloria. 

Han sido un total de 120 km caminando por Great Smoky Mountains National Park, las Grandes Montañas Humeantes, caminando por tierras Cherokee, que también lo fueron de los Creek y Apalache. De alguna manera, algo muy especial.

Debo descansar...

Posición en el hostel: 35.785950, -83.101540 y una altitud de 590 metros.

Acompaño este post con la canción "Rain dance" de Manantial, dedicada al pueblo Cherokee

Un abrazo

jueves, 11 de mayo de 2017

AT007-Brown Fork Gap Shelter Fontana Dam Shelter

Hola amigos,

Creo que esta ha sido la única noche en la que he podido dormir desde que inicie el Appalachian Trail. Quizá porque ya estoy acostumbrándome a los ruidos del bosque o, quizá, por la estupenda temperatura que ha hecho por la noche.

Después de tomar un poco de café, me pongo en marcha sobre las 9 de la mañana. Tengo la rodilla derecha mejor que ayer, pero no debo confiarme y trataré de no forzar demasiado.

Hoy he de ir a la ciudad de Fontana Dam necesariamente, ya que tengo en la Oficina Postal la caja con materiales que envié hace 10 días desde la Post Office de Suches, en Georgia. Quiero añadir a esta caja otros enseres que llevo ahora en la mochila y que creo prescindibles. No puedo seguir con el pero que llevo encima. Y también, debo recoger un nuevo cargador solar que me han enviado desde Amazon a una dirección postal de esta localidad, gestión y compra que le tengo que agradecer a mi amigo Ander, residente en Chicago. Aprovecharé también para comprar algunas provisiones.

Con estos pensamientos y preocupación ha transcurrido mi jornada de montaña, que ha sido mucho más llevadera que en días anteriores. He realizado el trayecto sin forzar y mi rodilla apenas me duele.

Sobre las 15:10h accedo al área de picnic de la carretera que lleva a Fontana Dam. Nada más llegar hago auto-stop, que es la única forma que se me ocurre para ir a la ciudad. ¡Tengo suerte! el primer coche al que solicito que me lleve, se detiene. Se trata de un pick-up y, la conductora, de nombre Perpetua, se ofrece a llevarme a la Oficina Postal. Una señora muy amable.

Llego a la Post Office sobre las 15,30h, algo apurado, pensando en que estuviera cerrada, pero no ha sido así. Me identifico y la funcionaria me entrega la caja a mi nombre. Salgo con ella al porche que hay frente a la oficina y, durante un rato, organizo mi mochila y meto en la caja lo que creo no voy a necesitar.

Pero ¡sorpresa! Al entrar de nuevo en la oficina para hacer el reenvío me encuentro con que la funcionaria ha cerrado la oficina. ¡Se cierra a las 15:45 horas! Llamo a la ventanilla y me dice que la oficina se ha cerrado, entornando de nuevo la ventanilla. Llamo por segunda vez y le hago ver la situación, pero no hay manera. Me dice que mañana estará abierta. Insisto, insisto, insisto e insisto… Ella me dice que ya no es posible pagar los envíos con Visa. Le digo que pago el envío en metálico, en dólares, pero que necesito enviar esa caja a una localidad de Tennessee. A regañadientes pero por fin…¡Accede!

Un problema gordo resuelto. Voy a por el segundo… Fontana Dam es una ciudad hecha para ir en coche, con casas diseminadas, aquí y allá. Pregunto por la dirección donde me han enviado el cargador solar. No esta cerca, así que dejo la mochila en la Oficina Postal y voy andando. Tras un buen rato, llego a una especie de complejo hotelero, que está muy bien. Me dirijo a lo que pudiera ser la Recepción, pero no hay ninguna persona. Permanezco un rato por la zona y me voy, pensando en que no será el sitio correcto. De regreso, llamo en una casa y me confirman la dirección. De nuevo en el edificio de referencia, lo recorro sin ver a nadie, hasta que, cuando me disponía a irme, aparece una mujer de uno de los apartamentos y, casualmente, era ella la que había recibido el paquete de Amazon. ¡Tengo mi cargador solar!

De regreso a la Post Office compro unos comestibles y le pido al dueño que me llame a un taxi para que me lleve a Fontana Dam Shelter. Antes, un thru-Hiker de nombre Jeff, me había dicho que hay un servicio de taxi para los que hacemos esta travesía que cuesta 3 dólares.

Así que aquí estoy en el Shelter, escribiendo este texto, después de haber podido ducharme y lavar la ropa, servicios con los que cuenta este local.

Comparto alojamiento con un montón de chavales que no paran de cantar y lo hacen muy bien. De fondo, como siempre los pájaros, en esta ocasión, compartiendo sus cantos con el croar de las ranas. Se está súper bien. Fontana Dam es un sitio muy bonito.

Posicion en el Shelter: 35.448492, -83.793883 y 552 m de altitud.

Acompaño este post con la canción "Crash" de The Primitives

Un abrazo

miércoles, 10 de mayo de 2017

AT006-Nantahala River (Bryson City) a Brown Fork Gap Shelter

Hola amigos,

Después de desayunar en la única cafetería abierta en este centro de deportes y vacaciones, abordo las que serán las dos primeras "tachuelas" encadenadas del día: Swim Bald Mountain y Cheoah Bald Mountain. Nada menos que 4 horas me ha llevado salvar estas dos montañas, hoy con unos 23 kg. en la mochila, ya que ayer compré provisiones y propano.

En la subida al primero de estos  montes, he tenido un incidente que literalmente me ha dejado helado y quieto como un poste, durante varios minutos que han sido eternos. En pleno esfuerzo y apenas sin darme cuenta de ello me encuentro delante de una serpiente de alrededor de 120 cm. Como digo, he permanecido totalmente inmóvil, por si pudiera asustarse y atacarme, ya que estaba a poco más de medio metro de mí. Durante un rato los dos hemos estado quietos, observándonos, hasta que poco a poco se ha ido alejando para desaparecer entre la maleza. He pasado un mal rato, la verdad, pero aún he tenido valor para sacarle una foto, que acompaño a este texto.

Al llegar a un lugar llamado Stecoah Gap, Sweetwater Road, un área de descanso y picnic en la carretera he vuelto a sentir la solidaridad de la gente y del pueblo norteamericano en particular. Sobre una mesa, alguien había dejado plátanos, manzanas, mandarinas y agua. ¿Qué puedo decir? Esto es algo muy grande para una persona que se encuentra literalmente machacada por el esfuerzo realizado. ¡Gracias! Gracias a la buena gente, que la hay, y mucha, que siempre tiene un pensamiento positivo para con los demás.

Desde este punto hasta el Shelter Brown Fork Gap, hay una distancia de 2,4 millas, unos 4 km. Me las prometía muy felices, pensando en que llegaría a mi destino en poco tiempo, pero no ha sido así. Por delante una pared que me ha llevado más de 2 horas en ascender y llegar al refugio.

Hoy he empleado 10,30h en hacer 27 km. Creo que este dato da una idea del terreno en el que me muevo. Pero esto es el Appalachian Trail amigos…

Por lo demás, el día magnífico para caminar. Tengo la rodilla derecha un poco cargada y dolorida por el esfuerzo de hoy y me preocupa un poco.

Ceno en el Shelter con dos norteamericanos, junto a un fuego improvisado. Es noche cerrada y se oyen animales correteando por el techo de la cabaña. ¿Qué serán?
Vb
Mañana Dios dirá…

Os dejo con la canción "Thunserstruck" en la variente granjera de Steve'n Seagulls. Necesito energía.

Posición en el Shelter: 35.374125, -83.733959 y 1095 m altitud

Un abrazo

martes, 9 de mayo de 2017

AT005-Dicks Creep Gap a Nantahala River (Bryson City)

Hola amigos, 

Sumergido en el bosque desde hace varios días, como si del río Guadiana se tratara, reaparezco en Nantahala River (Bryson City) que es un complejo vacacional dónde practicar deportes acuáticos. Es mí primer contacto con la civilización después de 219 km en el Appalachian Trail. Pero antes de contaros como ha ido el día de hoy os relataré lo sucedido tres días atrás, ya que he estado sin comunicaciones.

Sábado, 6 de Mayo
Dicks Creep Gap a Deep Gap
Debo mencionar en primer lugar la magnifica atención y servicio del Hostel "Top of Georgia", un lugar absolutamente recomendable.

Sobre las 8h. un transporte del Hostel nis acerca al punto donde dejamos el camino el día anterior. Por delante una jornada muy similar a las anteriores, con continuas subidas y bajadas. Hace mucho frio, pero luce el sol, por lo que esta bien para caminar.
Al mediodía cruzo la frontera para adentrarme en Carolina del Norte. Apenas un árbol con un pequeño cartel nos indica este hecho. Justo en este lugar deja el AT Jack, un chico de California, con el que he compartido camino estos días. Su objetivo era realizar el sendero que discurre por Georgia. Quiero deciros que los bosques de Georgia son sencillamente espectaculares, con todo su arbolado magníficamente cuidado.

Por el camino conozco a Rachel, una chica que viene caminando desde Maine y que apenas le quedan 5 jornadas para convertirse en una Thru-Hiker. Su rostro desborda alegría por lo que esta a punto de conseguir. Su nikname: Glacier-Swiss. Mucha suerte Rachel en este poco que te queda y ¡Enhorabuena!

Mi objetivo hoy era llegar al Standing Indian Shelter, pero a medida que entra la tarde el tiempo va cambiando a peor, hasta el punto de que un par de millas antes, en un área de picnic, he tenido que instalar la tienda de campaña con urgencia, por la tormenta que se estaba desencadenando. 

Jay y Adam, que me han visto muy apurado, me ayudan a instalar la tienda en medio del aguacero. Todo se ha mojado por dentro. Durante la noche ha hecho muchísimo frío. La colchoneta y el saco mojado, han hecho que toda la noche haya estado despierto, por razones obvias. No había manera de entrar en calor. El ruido de los truenos en el bosque y el crujir de los arboles por el viento tampoco han ayudado a conciliar el sueño.

También he contravenido una norma de seguridad contra los osos, pues he tenido toda la comisa dentro de la tienda, aunque en un envase al vacío.

Domingo, 7de Mayo
Deep Gap a Long Branch Shelter
Al amanecer he estado un buen eato hablando con Jay y Adam, los cuales se han ofrecido a ayudarme en todo lo que pudiera necesitar. ¡Gracias! Ellos regresan a sus casas. 

Día también frio, pero luce el sol. Arranca la caminata con una dura ascensión al Standing Mountain Indian. Por la tarde, antes de llegar a mi destino he tenido que librar una montaña muy dura, de nombre Albert Mountain, con una pendiente tremenda y puntos muy técnicos.

Hoy he oído gruñir a los osos, pero no los he visto. Os aseguro que solo oírlos es suficiente para sentir un escalofrío. De todos modos, creo que yo estoy seguro, porque tengo más hambre que ellos.

En el Shelter, éste de dos pisos, he compartido la vida con unas diez personas. Cena y a dormir, pero también en esta ocasión con la tienda de campaña por encima del saco, debido al frio.

Posición Gps: 34.73497, -83.91775

Lunes, 8 de Mayo
Long Branch Shelter a Wayah Shelter
Comienzo el día comprobando que el cargador solar no funciona, probablemente debido a que le ha entrado agua. Esto supone que no puedo cargar los móviles y por tanto estoy incomunicado.

También esta noche he pasado frio, pero he podido dormir un poco. 

Hoy todo el trayecto lo he realizado solo, salvo un rato en la comida que he compartido con un chico de nombre Andrew. Jornada en la misma línea que las anteriores, con un punto muy duro, Wilson Mountain, una pared que he tardado casi tres horas en subir. Con frecuencia me pregunto de donde saco la fuerza.

He estado un poco triste incomunicado, sin saber nada de nadie. A medida que avanzo voy dejando gente atrás y conociendo gente nueva, pero aún no he dado con esa persona que tenga mi mismo destino y que su ritmo sea similar al mío.

La gente me trata muy bien. Todo el mundo quiere ayudarme en las dificultades que tengo. Debo decir una vez más que a la gente de España en general y, del País Vasco en particular, se nos quiere y valora fuera de nuestro país. En EEUU también es así y me encanta.

Posicion Gps: 35.18828, -83.56184

Y en cuanto al día de hoy, 9 de Mayo, deciros que me he pasado el dia pensando en como ir a Bryson City, distante unas 13 millas del Sendero. Afortunadamente me he encontrado con el centro vacacional Nantahala River, donde he podido comprar viveres y propano para cocinar. Este es un realmente bonito y que además tiene tiendas, restaurantes, etc.

Hoy solo he podido comer dos barritas energéticas en todo el trayecto, por no tener gas para cocinar. En la ruta de hoy destacaría Jump-up-Lookout, por su tremenda subida y peor bajada, aunque compensadas ambas cosas por las vistas.

Desde que he entrado en Carolina del Norte he podido comprobar que prácticamente todo el cresterío de sus montañas está quemado, en total unos 80 km.

Duermo en una cabaña del Hostel, en una habitación compartida con otros dos Hiker.

Posición Gps: 35.334000, -83.592290

Mañana sera otro día…

Os dejo con la canción "Happy" de Pharrell Williams

Un abrazote

viernes, 5 de mayo de 2017

AT004-Tray Mountain Shelter a Dicks Creek Gap

Hola amigos,

Llevo unos días hablando de los Shelter, pero no he explicado cómo son estas construcciones y creo que debo hacerlo para entender lo que ha sucedido esta noche.

Estamos ante una cabaña de madera, de planta rectangular, cerrada totalmente en su parte trasera y ambos laterales, pero no así en su parte frontal, que está totalmente al descubierto. En su plataforma, situada a 1,50 m aproximadamente del suelo , pueden dormir 5 o 6 personas.

Esta noche, debido al fuerte temporal, el agua empujada por el viento entraba a la cabaña directamente, en horizontal, mojando incluso las pertenencias que están colgadas en las paredes.

He colocado la tela impermeable de la tienda de campaña cubriendo todo mi saco de dormir, pero el agua caía a la madera, y desde aquí entraba a la colchoneta y después al saco de dormir. He pasado mucho frío y además sin poder dormir. Todo estaba mojado. ¡Un desastre!

Después de desayunar como he podido, he calibrado la situación y he decidido ponerme la ropa mojada de ayer, salvo la camiseta interior térmica, ya que necesitaré la única ropa seca que tengo cuando acabe la jornada. Y de esta guisa me pongo en marcha. Llueve…

Realizado todo el trayecto solo y, como digo, lloviendo en buena medida. El recorrido similar al de días precedentes, con continuas rampas y descensos, con algún punto más técnico. El camino bien señalizado. La lluvia le da un mayor esplendor a estos magníficos bosques de robles, hayas, encimas, etc. Pienso que estos bosques en Otoño han de ser bellísimos. 

Visto el mal tiempo y la situación que tengo he decidido ir a dormir a un hostel. Pero para eso he de salir de mi ruta e ir a una ciudad llamada Hiawassee, distante a 11 millas. Para ello, una vez llego a Dicks Creek Gap, decido hacer autostop durante más de 45 minutos, bajo la lluvia para no variar, hasta que ha parado un pick-up.

La suerte ha hecho que mi alojamiento se encuentre bastante mas cerca, en concreto en el hostel Top of Georgia (34.920478, -83.624819). Aquí me han dejado un pijama, han lavado toda la ropa y pertenencias, he podido ducharme, cenar y descansar. Un lugar estupendo.

Me he encontrado en este lugar con otros Hiker, que ya conozco. Me han invitado a vino Malbec de Mendoza. ¡Qué puedo decir! Estaba buenisimo. Gracias! El ambiente en el hostel magnífico.

Toca dormir. Mañana más...

Os dejo con la canción de Merle Haggard “That's the way love goes”

Un abrazo

jueves, 4 de mayo de 2017

AT003-Low Gap Shelter a Tray Mountain Shelter

Hola amigos,

El día ha amanecido brumoso y amenazando agua, algo que se ha cumplido con creces. La primera parte del día, con lluvia fina y constante.

Durante el trayecto he conocido a Nicola, de Nueva Zelanda, y a Kate, de EEUU, dos amigas que viajan juntas, también hacia el Norte, pero no hasta Maine. Buen camino a las dos y mucha suerte.

Unas millas antes de alcanzar Indian Grave Gap la lluvia a arreciado de forma considerable. Es en este punto donde conoceré de primera mano la generosidad del pueblo norteamericano. He llegado toralmente mojado y cansado por las duras pendientes que hay que salvar para llegar hasta aquí, cuando se me ha acercado un hombre pidiéndome que le acompañe a una especie de carpa improvisada que tenían montada junto a la carretera, utilizando para ello dos vehículos todo terreno.

De entrada, me ofrece una lata de  cerveza Budweiser, que más tarde serían dos. Y a continuación, su esposa me ofrece tres bocadillos de bacón. Junto a mi, otros Hiker en situación similar, a los que esta pareja también atendía de igual forma que a mi, de manera desinteresada.

Amigos, todo el dinero del mundo no paga gestos cómo el que estás personas han tenido para con  nosotros. Además de haberles dado las gracias en persona, también quiero hacerlo en este blog. ¡Gracias!

Viendo el cariz que tenía el tiempo, todos mis compañeros han optado por ir a un hostel de una localidad cercana y lo han hecho en una furgoneta al efecto.
Sin embargo, yo he decidido continuar hasta Tray Mountain Shelter (34.804127, -83,676733) donde me encuentro. Han sido 7 millas añadidas, excesivamente  duras por el temporal de viento y agua. En más de un momento he pensado que no llegaría a mi destino, pero finalmente lo he logrado; eso si, completamente hundido y muerto de frío. Pero aquí estoy escribiendo este post…

Dentro del Shelter hace tanto frío por el viento que trae humedad, que no me ha quedado más remedio que cubrirme con la tienda de campaña. Hay que tener presente que me encuentro a 1300 m de altitud.

A ver mañana...

Acompaña esta entrada la canción de Josh Turner “Everything is fine”

Un abrazo